jueves, 3 de agosto de 2017

TRES CONSULTORES DE LUJO.


Ayer, escribimos sobre los políticos que pasan a las empresas públicas para no engrosar las filas del paro. Hoy leemos que la consultora internacional de comunicación Kreab tiene en nómina a tres asesores de lujo: José Luis Rodríguez Zapatero, José Bono y Josep Antoni Duran i Lleida. Tres pesos pesados de la política que se llevan unos miles de euros asesorando en una consultora.

El trabajo de cada uno se basa en lo siguiente: el ex presidente del Gobierno se encarga de asesorar a la compañía en su expansión latinoamericana y colabora puntualmente en charlas sobre política internacional; el ex presidente del Congreso de los Diputados asesora sobre grandes empresas y el ex presidente de Unió Democràtica de Cataluña es el nexo con el empresariado catalán y asesora en temas de public affairs, tanto nacional como internacional, sobre todo en Latinoamérica.

Esta consultora de comunicación y asuntos públicos fue fundada en 1970 en Estocolmo y se ha posicionado como una de las compañías más relevantes a nivel mundial en el ámbito de las relaciones públicas y la comunicación. Actualmente está presente en 25 países .

Tiene más de 500 consultores que atienden a más de 8oo empresas y donde a partir de ahora se incorporarán estos tres puntales de la política española. Se dice que los honorarios que reciben oscilan "entre los 3.500 euros y los 7.000 euros mensuales.”

Cuando salió de La Moncloa en 2011, Zapatero estuvo cuatro años en el Consejo de Estado. El 1 de septiembre de 2015 se incorporó en la Presidencia del Consejo Asesor de la Fundación alemana Instituto de Diplomacia Cultural, una organización no gubernamental sin ánimo de lucro con sede en Berlín.

Bono tras permanecer 32 años en primera línea política, fichó por el consejo asesor del despacho Cremades & Calvo Sotelo en 2013, una compañía en la que también contribuyó a labores de asesoramiento. En este caso, se centró en asuntos que atañen al Departamento de Derecho Administrativo y Sectores Regulados.

La salida de Duran i Lleida de la política se produjo tras los desastrosos resultados electorales que cosechó en las elecciones de 2015.

Duran estuvo poco tiempo parado. Pocos días después de retirarse de la vida pública, se incorporó como abogado al despacho Bufet Colls de Barcelona, una firma fundada en los años cincuenta por su suegro y en el que es socia su mujer. Ahora, además de ocuparse de los asuntos internacionales de la firma, Duran i Lleida se ocupa de ayudar a Kreab a posicionar a sus clientes catalanes en su negocio, identificar riesgos y actuar frente a ellos

En fin, que no pueden decir que están en crisis, todo lo contrario: unos miles por aquí, otros miles por allá y cuando llegan a final de mes tienen una buena “pella” que meter en el banco correspondiente.

Y nosotros los pensionistas con una subida de 0,25 % de nuestra paga. ¡Dios los cría y ellos se juntan¡

No hay comentarios: