miércoles, 2 de agosto de 2017

¿SE PRETENDE EXALTAR LA FIGURA DEL DICTADOR?


El palacete de Meirás, que perteneció a la condesa de Pardo Bazán, y donde veraneo el dictador desde el final de la Guerra Civil, fue comprado a sus herederos en 1939 por un grupo franquista. En los últimos años es el centro de disputas políticas y judiciales por parte de la familia Franco con las autoridades.

El Tribunal Supremo desestimó en 2010 un recurso presentado por Carmen Franco Polo, la hija del antiguo jefe de Estado, contra la Xunta tras la declaración de bien de interés cultural del edificio. Esta sentencia implicaba la apertura al público del edificio cuatro días al mes, aunque su cumplimiento ha sido objeto de todo tipo de obstáculos por parte de los herederos del dictador quienes eran los encargados de gestionar estas visitas pero que finalmente delegaron las mismas a la FNFF.

La familia del dictador dejó la gestión de esas visitas a la Fundación Nacional Francisco Franco.Esta fundación indicó este lunes en un comunicado su intención de "mostrar al gran público la grandeza de la figura de Francisco Franco" a las personas que visitan esa propiedad, hasta el momento utilizada por la familia del ex dictador como residencia de vacaciones.

La familia del dictador ha puesto a esta fundación a dirigir un pazo que no es propiedad de esa familia y si del pueblo gallego. No nos vale decir que fue comprada por suscripción pública para regalarla después a Franco. En aquella época era muy normal que tocaran en las casas y pidieran para ese menester y ¿quién se podría negar?

Pero lo más “ cabreante “ es que no se respete una Ley aprobada por el gobierno como es la de la memoria Histórica a la que hasta el mismo Rajoy ha hecho mofa con el dinero que tiene en el presupuesto del país desde el primer momento.

Lo que se tiene que hacer con esta construcción es expropiarla por el Estado. No se puede consentir que la familia del dictador conviertan ese Pazo en un monumento de exaltación al dictador como pretende la Fundación Francisco Franco.

En ningún país de Europa y por ejemplo en Alemania no se les ocurriría abrir una casa para engrandecer la figura de Hitler. Estamos seguros que el gobierno alemán nunca lo permitiría y ¿por qué si lo permite nuestro gobierno?

 

No hay comentarios: