jueves, 10 de agosto de 2017

DOS LOCOS EN APUROS.


No sabemos si dentro de unos días lo que muchos tememos se llega a hacer realidad. Con dos locos como son el Presidente Trump y Kim Jong-un, también presidente perpetuo de Corea del Norte que llevan unos días retándose para ver quien tiene más poder en sus cohetes llenos de destrucción, y nos conducen a una nueva guerra.

Por un lado el infumable Kim Jong-un que ha dicho que está en disposición de llegar con sus cohetes a territorio americano recibió la contestación del presidente Trump anunciando que las amenazas de Corea del Norte contra Estados Unidos "serán recibidas con un fuego, furia y poder como este mundo no ha visto antes".

Con esta disputa entre estos dos pollos, que además se creen gallos aunque estén dispuestos a quemar los gallineros, el resto del mundo tiembla solamente en pensar que se iniciara una nueva guerra en el paralelo 38.

Lo cierto es que hasta ahora la retórica de Kim y la de Trump se asemejan mucho. También parecen relativamente similares sus estilos de liderazgo, basados en buscar enemigos y en tomar decisiones de manera personal. Según la prensa estadounidense, Trump no informó a sus asesores de que iba a hacer la flamígera declaración contra Corea del Norte.

Según el diario 'The New York Times', las declaraciones de Trump han asustado a los aliados de EEUU en Asia. Los hechos, sin embargo, parecen indicar que el presidente de EEUU sigue en estas materias la máxima de "perro ladrador, poco mordedor". O la inversa de su predecesor Theodore Roosevelt: "Habla suave y lleva una estaca grande".

Mientras tanto Kim Jong-un dice que tiene todo preparado para lanzar una serie de bombas sobre la isla de Guam, en el archipiélago de las Marianas, en el Pacífico Sur, situado a 9.000 kilómetros de la Costa Oeste de EEUU, a 5.000 de Australia, y a 2.600 de las Filipinas, habitada por más de 160.000 habitantes.

No sabemos qué va a ocurrir, pero esperemos que solo sean “ faroles” y que se den cuenta que pueden dar lugar a una nueva Guerra Mundial a poco que se lo propongan.

Sería muy lamentable que estos dos personajes sean capaces de llevar al mundo a una guerra por mantener su soberbia y su prepotencia, sin pensar en ningún momento en sus paisanos.

No hay comentarios: