viernes, 4 de agosto de 2017

ALGUIEN SE ESTÁ COMIENDO LAS UÑAS.


Muchos al ver hoy la encuesta del CIS debe estar comiéndose las uñas por el resultado de la misma.

En primer lugar deben estar comiéndose las uñas: Susana Díaz, Zapatero, Rubalcaba, Felipe González, Guerra, los barones del partido y todos aquellos que pensaban que una vez más el PSOE con Pedro Sánchez iba a bajar en intención de votos porque lo consideraban un perdedor.

Y en segundo lugar está el PP y sus dirigentes que ven que la ventaja que tenía con el PSOE se ha acortado hasta ponerse solo a cuatro puntos y eso les duelen en lo más profundo de sus almas.

El barómetro del CIS de Julio de 2017 asegura que el PSOE se ha disparado tras el triunfo de Pedro Sánchez en las primarias frente a Susana Díaz. En concreto sube cinco puntos, según el Centro de Investigaciones Sociológicas, hasta situarse con una intención de voto del 24,9 % en el barómetro del mes de julio frente al 19,9% que registró en el último estudio correspondiente al mes de abril. Los socialistas superan así claramente la cota que lograron en las urnas el 26-J y que fue del 22,7% de los sufragios.

Por el contrario, el PP cae casi tres puntos (2,7) agobiado sin duda por los escándalos de corrupción. Los populares se anotan una estimación de voto del 28,8% frente al 31,5 que registraron en el barómetro de abril. Respecto a las elecciones de junio de 2016 caen 4,2 puntos porcentuales.

Unidos Podemos, por su parte, logra un leve ascenso de 0,6 puntos y se apunta una intención de voto del 20,3% frente al 19,7 de hace tres meses.

Ciudadanos, al igual que el PP desciende, aunque ligeramente. Así, la formación naranja logra en este CIS una previsión de voto del 14,5% es decir cuatro décimas menos que en abril. No obstante, este dato supera en 1,4 puntos el que obtuvieron en las urnas el 26-J.

En cuanto a la valoración de los líderes de los diferentes partidos nos encontramos : Alberto Garzón, coordinador general de Izquierda Unida, ahora socio de Pablo Iglesias, como el más valorado con 3,91 puntos, seguido de Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, que obtiene una nota de 3,73.

Albert Rivera ocupa la tercera posición con una puntuación de 3,58 inferior a la que logró el pasado mes de abril (3,68). También desciende Pablo Iglesias, líder de Unidos Podemos, que obtiene una nota de 2,95 frente al 3 que logró en el barómetro de hace tres meses. Por su parte, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, se sitúa en último lugar con una calificación de 2,79 inferior al 2,9 que consiguió en abril y al 3,10 que obtuvo en enero.

Si esta situación se sigue repitiendo y el PSOE le sigue restando puntos al PP es casi seguro que Rajoy tenga que mover ficha. Pero lo que no hará será convocar elecciones por muy malos que sean los resultados de las encuestas por si “el eterno perdedor” le manda a la oposición y ocupa su sillón en la Moncloa.

No hay comentarios: