lunes, 17 de julio de 2017

MÁS SOBRE CÓRDOBA Y SU OBISPO.


Una vez más volvemos al tema de la Ley de la Memoria Histórica y su incumplimiento no solo por las autoridades de este país, sino también por la Iglesia Católica.

La Mezquita cordobesa se ha convertido en un símbolo de desobediencia a la leyes de Memoria, la nacional y la autonómica. El templo declarado Patrimonio de la Humanidad y a su frente el polémico obispo de la Diócesis, contravienen claramente la legislación en este campo con dos placas en su interior en las que se puede leer una dedicatoria a las víctimas de la guerra civil española de uno solo de los bandos, al perteneciente a los “nacionales”, “Dieron su vida por Cristo en la persecución religiosa 1936 – 1939”, reza la inscripción que miles de turistas y visitantes pueden observar diariamente.

Pero una vez más el Obispo Fernández no solo incumple la Ley de la Memoria Histórica, sino que ataca a los gais, a los transexuales, el aborto y todo lo que a él le parece que no está dentro de sus criterios religiosos.

Tras equipar el aborto y el asesinato en Córdoba de los pequeños Ruth y José, a los que su padre mató y luego incineró para vengarse de la madre de los niños. También llevaron repaso los medioambientalistas. Para Fernández "no se puede ser ecologista y ser partidario del aborto".

Se negó a confirmar a un transexual de 28 años que pretendía ejercer como padrino de su sobrina. Tras realizar el curso y a dos semanas de tramitar la documentación, el párroco del municipio cordobés de Posadas, le negó el sacramento en cumplimiento de las directrices del Obispado de Córdoba .

Cabe recordar su decisión de hacer caja a costa de la Mezquita de Córdoba con una subida de un 20 por ciento en sus entrada al templo. Dos euros del tirón, de 8 euros a 10. la han convertido en la catedral más cara en su acceso de toda Andalucía. Un lujo para toda una familia modesta que quiera visitar el templo

Es decir: este Obispo es homófobo, ultraderechistas – por lo de las lápidas – antiabortista y un tirano con los precios de una catedral que la Iglesia se apropió y que actualmente pleitea con el Ayuntamiento porque este quiere recuperar esa propiedad.

¿Hasta cuándo tendremos que seguir viendo esas lápidas en la Mezquita de Córdoba solamente reconociendo a los muertos de Franco e ignorando a aquellos que están enterrados en los campos de Córdoba y que son tan españoles como los que están en esas lápidas?

No hay comentarios: