lunes, 24 de julio de 2017

CUATRO TONTOS EN APUROS.


¿Se puede condenar a una persona a cinco años de prisión por entrar a robar en un bar una coca cola y un pan? Pues aunque parezca mentira, es cierto.

La historia comienza en la madrugada del pasado viernes cuando cuatro españoles aprovechando la oscuridad de la madrugada entraron en un bar muy cercano al hostal donde se hospedaban y se llevaron pan y coca cola.

La policía los detuvo horas más tarde en el lugar donde se hospedaban. Los cuatro de edades rondando la veintena mostraban síntomas de embriaguez cuando fueron trasladados a las dependencias policiales.

Tres de ellos permanecen en prisión preventiva, mientras el cuarto fue puesto en libertad tras depositar una fianza y a la espera de juicio, cuya fecha no ha sido precisada.

El problema más importante es que ese robo lo hicieron nada menos que en Tailandia y allí el robo aunque sea de un limón te puede dejar a la sombra en una cárcel inmunda durante cuatro o cinco años.

No entendemos que estos muchachos, sabiendo el problema que tienen los extranjeros en ese país si los detienen, cometieran la estupidez de meterse en un bar para robar cuatro tonterías.

El robo, que en este caso cuenta con el agravante de nocturnidad, está tipificado en el Código Penal de Tailandia con una condena de entre uno y cinco años de prisión.

Cuatro españoles fueron detenidos en Chiang Mai, en el norte de Tailandia donde estos muchachos estaban haciendo turismo.

No hay comentarios: