miércoles, 7 de junio de 2017

Y SIGUEN ASESINANDO EN CUALQUIER LUGAR.



Seguimos teniendo ataques de los asesinos de ISI en diferentes países de este mundo. Ya no se estará tranquilo en ningún lugar de la Tierra sin que estos personajes sigan matando sin piedad.

Esta vez ha sorprendido que atacaran en un país como Irán en el que la vigilancia es brutal no solo a los extranjeros, sino a los propios habitantes.

Pues aunque parezca que no se podría haber dado nunca esa situación, al menos doce personas murieron y 39 resultaron heridas en los ataques terroristas perpetrados contra el Parlamento iraní y el mausoleo del Imán Ruholá Jomeiní en Teherán, según los servicios de emergencia.

Las fuerzas de seguridad lograron tras casi cinco horas controlar la situación en los dos lugares blanco de ataques, cuya autoría fue asumida por el grupo terrorista Estado Islámico (EI).

Ambos ataques fueron cometidos por "combatientes" del Estado Islámico, indicó el grupo yihadista a través de su agencia Amaq, que citó "una fuente de seguridad" de esa organización.

Dos horas después de la toma de dicha sede, en pleno centro de Teherán, uno de los atacantes hizo estallar los explosivos que llevaba, según la televisión estatal iraní.

Las puertas del Parlamento han sido cerradas y no se permite la salida ni a los diputados ni a los periodistas allí congregados, lo que ha aumentado la confusión en torno a lo acontecido.

La parlamentaria Tayebé Siavoshí, declaró que la situación es muy confusa y delicada, negando informaciones preliminares de que todo estaba bajo control.

Una sorpresa que en territorio iraní se pudiera dar un acto de terrorismo y así ha sido. Lo que nos demuestra que estos personajes pueden actuar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Pero también en París otro terrorista atacó a un policía con un martillo en el parque frente a la catedral de Notre Dame y aunque hirió al policía también fue abatido por sus compañeros con varios disparos en el pecho. Se trataba de un hombre de 40 años que estaba estudiando un doctorado en la Universidad parisina. Un hombre tranquilo que de la noche a la mañana se convierte en un asesino es lo que tiene a la policía de todos los países muy preocupada. No se lucha contra un grupo de gentes sin preparación, se lucha contra personas que han recibido un grado de educación alto para integrarse en una sociedad y no para combatirla asesinando a sus semejantes a diestro y siniestro.

No hay comentarios: