domingo, 25 de junio de 2017

¿POR QUÉ RAJOY NO HABLA CON SÁNCHEZ?


El Sr. Rajoy sigue queriendo llevar a cabo su política aunque hoy se encuentre en minoría y pueda ser derrotado en el Parlamento.

Pero su idea que en España manda él y que el resto tiene que seguirle dejando a un lado sus creencias o razones políticas, lo tiene muy asumido. El Sr. Rajoy, en lugar de conseguir un acercamiento al PSOE, principal oposición a su partido, lo que hace es menospreciar a su Secretario General el Sr. Pedro Sánchez por el que nunca ha tenido especial aprecio.

Rajoy no está dispuesto a ser él el que llame a Sánchez para llegar a un entendimiento de los problemas que afectan a todos los españoles. Para Rajoy es más fácil decir:” Que está dispuesto a entrevistarse con Sánchez "cuando lo desee" el propio Pedro Sánchez.

Así lo ha confirmado el jefe del Ejecutivo y el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo. Los dos emplazaron al ex diputado a que vuelva a levantar el teléfono si quiere ser recibido en Moncloa.

Pe3ro quizás lo que ha puesto nervioso al presidente Rajoy ha sido el tema de la plurinacionalidad y por eso al regreso tras el Consejo Europeo, Rajoy ha preguntado en Bruselas a su rival político que "habría que explicar exactamente en qué consiste". El presidente se ha mostrado a favor de "algo que está plasmado en la Constitución y se entiende muy bien: en España hay nacionalidades y regiones. Es lo que acordamos en su día, lo que tuvo el apoyo de la inmensa mayoría de españoles y no creo que tenga sentido darle vueltas por razones que nadie ha explicado".

El PP y el propio Rajoy nunca pudieron pensar que Sánchez volviera a la política teniendo el apoyo y el mando supremo del PSOE y la verdad es que les ha cogido “fuera de juego”. El PP confiaba que el triunfo de Susana Díaz daría más estabilidad al país. Los peores pronósticos se confirmaron para los conservadores y el presidente optó por ignorar de nuevo a su rival. Fue el socialista quien levantó el teléfono para comunicarse con él cuando Carles Puigdemont anunció el día que quería hacer el referéndum: el 1 de octubre. No han vuelto a hablar.

¿Que pretende el Sr. Rajoy? ¿Ignorar que el PSOE ha votado un nuevo Secretario General que ya no le va a dejar pasar nada que pueda seguir potenciando la desigualdad y la corrupción? Pues si ese es su pensamiento, nos parece que se equivoca nuevamente y será derrotada su política una y otra vez hasta que deje el gobierno y la Moncloa.

Los conservadores, por su parte, alegan que ya ha habido gestos de Sánchez que indican que los muros son insalvables. Como ejemplo ponen la reunión que el secretario general mantuvo con su grupo parlamentario en el Congreso esta semana. En ella, el socialista volvió a pedir a Rajoy que por "decencia" dimita. El mensaje que traspasó las fronteras de Génova fue unánime: "Es la vuelta al pasado, a los insultos, al no es no. Es volver al 2016", se lamentan en la bancada azul.

Lo que es cierto – de momento – es que a Rajoy no le será tan fácil conseguir de este PSOE las prebendas que consiguió con la Gestora, con Antonio Hernando y unos varones convencidos que lo mejor era dejarle seguir gobernando hasta que la Sra. Díaz se convirtiera en Secretaria General. Pero las bases, los militantes, aquellos que de verdad saben el partido que quieren, nombraron a Sánchez y ahora todos los que quieren y los que no quieren a Sánchez tendrán que remar en la misma dirección si quieren llevar el barco a buen puerto.

 

 

 

No hay comentarios: