sábado, 17 de junio de 2017

MEDIDAS DE TRUMP SOBRE CUBA.


El mundo vuelve a poner sus ojos en la figura de Donald Trump sobre todo cuando pone nuevamente el punto de mira en la isla caribeña de Cuba.

Después que los Estados Unidos han mantenido un bloqueo durante muchos años, consiguiendo un país empobrecido muy lejos de otros países limítrofes, llegó el presidente Barack Obama y en su último mandato trabajó por la normalización de las relaciones con la isla, acabó con el embargo, reabrió la embajada y fue el primer presidente de EEUU en visitar Cuba en más de 40 años, pero con la llegada del empresario y todopoderoso Trump, toda esta labor la desprecia este presidente para alegrar a la Pequeña Cuba y unos cubanos que odian hasta a su propia tierra.

En un comunicado, la Casa Blanca ha asegurado que "la política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para acabar con él". El cambio de política hacia Cuba anunciado hoy por el presidente de EEUU, Donald Trump, en un acto en Miami (Florida) incluye su apoyo al embargo comercial y financiero estadounidense a la isla y la oposición a las peticiones internacionales con respecto a él.

En su discurso el presidente, Trump, además de anunciar la "cancelación" de la política de Barack Obama hacia Cuba, se mostró dispuesto a negociar "un mejor acuerdo" con la isla, pero solo si hay avances "concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "prisioneros políticos". "Cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor", dijo Trump en Miami, ciudad.

Ha afirmado que sigue de cerca las denuncias sobre los crímenes del "brutal" régimen de los Castro, y "es importante que haya libertad, ya sea en Cuba o en Venezuela". El presidente estadounidense reconoció que, "a veces" en política, las cosas toman un "poco más de tiempo" del deseado, pero prometió que llegarán "ahí" y que lograrán que Cuba sea libre

Estamos seguros que al Sr. Trump le importa “un carajo” lo que ocurra en Cuba, pero es capaz de llegar a las armas si fuera necesario para satisfacer su ego.

Este presidente no sabemos hasta donde puede llevar al pueblo americano si sigue con sus ideas bélicas, pero de lo que estamos seguros es que el pueblo cubano hará lo que ellos crean conveniente para seguir viviendo y nunca toleraran la injerencia de los Estados Unidos en su política, aunque tengan que soportar un nuevo bloqueo.

Si el presidente Trump ha creído llevar el miedo a Cuba, que se baje del carro de la prepotencia o que se acuerde de lo ocurrido en Bahia Cochinos.

 

 

 

 

No hay comentarios: