jueves, 15 de junio de 2017

LOS ABANICOS DEL SR. JESÙS SÀNCHEZ.



El PP de Madrid nos deleita de vez en cuando con ideas que son dignas de tener en cuenta. El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos recomendó a los alumnos madrileños que hiciesen “abanicos de papel” para combatir el calor sofocante que hace estos días.

Asegura “ el Lumbrera” que deben llevar a cabo este método como "una terapia ocupacional" que puede ser muy importante para ellos. !!Con dos……… bemoles.¡¡

Este jueves los diputados de la oposición ha acudido al pleno de la Asamblea cargados con abanicos del papel, algunos con el texto "reprobación consejero de Sanidad", para mostrar simbólicamente lo absurdo de la propuesta por parte de Sánchez Martos. Además, antes de comenzar el pleno, una diputada de Podemos, Mónica García, se ha acercado al consejero y le ha entregado uno de estos abanicos de papel que se pueden hacer fácilmente con un folio. Ante la negativa de Sánchez Martos a cogerlo, la diputada se lo ha dejado sobre la mesa, tras lo cual, él, de malas maneras, lo ha arrojado al suelo.

Sánchez Martos, en declaraciones a una emisora local, desaconsejó el uso del aire acondicionado en las aulas y recomendó ventilar y este método más tradicional. Los motivos que expuso fueron que puede “producir alteraciones en ojos y cuellos”. Además de que "no todo lo soluciona el aire acondicionado".

Pero lo que no esperaba este “ genio de la estupidez” que hasta 47 niños, entre 12 y 18 años, que estudian en el instituto Neil Armstrong de Valdemoro (Madrid), han tenido que ser atendidos al sufrir síntomas de un claro golpe de calor. Es más, cuatro de ellos han sido trasladados al hospital.

Por el momento, queda claro que los consejos del consejero Jesús Sánchez Martos son cuanto menos nada eficientes. Por ello y por otras de sus medidas, Podemos ha presentado una petición de reprobación contra él que se votará el próximo día 22. Una medida que PSOE y Ciudadanos ya estudian apoyar.

Aunque todos los adolescentes presentaban síntomas de carácter leve, cuatro han acabado en observación en el hospital después de que tuvieran que avisar al 112 sobre las 11:00 horas de esta mañana. Los hospitalizados han sufrido una crisis de ansiedad.

Por aquel entonces sólo era un estudiante el que se encontraba mal, por lo que SUMMA lo atendió y se marchó. La clave está en que sólo una hora después, el instituto ha tenido que llamar directamente al 061 para alertar de que había más alumnos con los mismos síntomas.

Al final, los más de 40 alumnos han sido trasladados por los miembros del SUMMA hasta las instalaciones del Tanatorio Municipal, que está a sólo unos metros del instituto y sí tiene aire acondicionado. Además, el Ayuntamiento ha enviado botellas de agua.

Este personaje al que se le paga su salario entre todos los madrileños, debe tomarse una vacaciones perpetuas y que pida permiso al Ayuntamiento para vender abanicos de papel los sábados por la tarde y así ganarse unas perrillas.

Si este hombre con ese coeficiente ha llegado a Consejero de Sanidad, no queremos ni creer como serán sus demás compañeros.

No hay comentarios: