miércoles, 21 de junio de 2017

LA AMNISTÍA FISCAL DEL PP.


En la sesión de Control al Gobierno en el día de hoy hemos visto como se hacían los suecos tanto el Sr. Rajoy como el ministro de Hacienda en el tema de la anulación de la amnistía fiscal que ha dictaminado el Tribunal Constitucional y que ha dejado al PP con los pantalones bajos porque nunca lo podían esperar.

¿Pero ante esta situación como se defendió el gobierno?

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha reducido a simples "juicios de valor" los argumentos que incluye el Tribunal Constitucional en su reciente sentencia anulando la amnistía fiscal. Y ello pese a que ha comenzado su cara a cara con la nueva portavoz socialista, Margarita Robles, asegurando que él "respeta y no valora" las sentencias de los tribunales y sólo las "respeta".

Margarita Robles que hoy se estrenaba como portavoz del PSOE ha repasado los pasajes más duros del texto del Constitucional. Aquellos en los que señala que el Estado "abdicó" la obligación de todos los ciudadanos de concurrir conforme a su capacidad al sostenimiento de las arcas públicas. Más aún, ha recordado que el Tribunal reprocha al Gobierno el haber "legitimado a los defraudadores".

En base a todo ello, Robles ha urgido al presidente a explicar con qué fuerza moral puede pedir ahora a los ciudadanos, en plena campaña de la renta, que cumplan con Hacienda.

El presidente ha recordado el contexto económico en el que se produjo la amnistía fiscal, cuando el país estaba al borde de la quiebra y del rescate y Bruselas exigía sin dilación la reducción drástica del déficit.

Rajoy ha señalado además que en absoluto piensa dimitir porque presiden el partido con más diputados y porque respeta a la Cámara que no sólo le invistió hace siete meses sino que la semana pasada ratificó en él su confianza al tumbar la moción de censura que contra él presentó Pablo Iglesias.

Siempre se defiende el PP con el tema de que el PSOE les dejó una deuda de más de 90.000 millones impagados. Pero no hemos oído decir a los parlamentarios socialistas que la mayoría de esa cantidad estaba en los cajones de las Comunidades de Valencia y Madrid gobernada por el propio PP.

Rajoy ha señalado además que en absoluto piensa dimitir porque presiden el partido con más diputados y porque respeta a la Cámara que no sólo le invistió hace siete meses sino que la semana pasada ratificó en él su confianza al tumbar la moción de censura que contra él presentó Pablo Iglesias.

Lo ha dicho en respuesta al diputado de Compromís, Joan Baldoví, para el que ya hay motivos más que suficientes para que el presidente del Gobierno dimita. "Usted no tiene la obligación de gobernar ni otras que tengo yo. Usted tiene cuatro diputados y yo tengo 137 así que le pido que los utilice de forma más inteligente".

También se pidió la dimisión de Montoro .El diputado socialista Pedro Saura ha vuelto a la carga con la amnistía fiscal frente a Cristóbal Montoro, a quien ha pedido una vez más que dimita. "Cuanto más se levanta usted a pedir mi dimisión menos lo haré", ha insistido.

"La amnistía se puso en marcha en un momento de asfixia total del país", ha dicho el ministro, quien ha pedido a su contrincante que colabore para "trasladar a la ciudadanía los efectos positivos de la regularización fiscal".

Saura ha insistido en que Montoro se tiene que ir para devolver la "decencia" a la política española porque con la amnistía se ha "blanqueado la corrupción". Y si no se va, ha señalado, "le vamos a reprobar porque usted no se merece ni ser ministro ni catedrático de Hacienda Pública".

Pero Montoro es incombustible y lo tendremos de ministro gobernando nuestro dinero hasta que el PP sea apartado del gobierno por una moción de censura o en unas nuevas elecciones.

 

 

No hay comentarios: