martes, 6 de junio de 2017

EL VIAJE DEL SR. RAJOY A CARDIFF.


Hoy quiero pensar como el más iluso de los españoles y nos gustaría llegar a la convicción de que al final tenemos algo de razón, pero nos parece que quedaremos como un pardillo.

Todo viene a cuento por el viaje que ha realizado nuestro Presidente Don Mariano de Madrid a Cardiff que pensamos que pagó de su bolsillo  los gastos de viaje, entrada, comidas etc. y lo hizo religiosamente.

Lo que no entenderíamos es que el Sr. Rajoy se trasladara en un avión del Estado y que los gastos de su desplazamiento lo hayamos pagado los españoles con nuestros impuestos. Lo entenderíamos si hubiera sido necesaria su presencia, pero no este el caso.

Lo más natural era que el Sr. Rajoy si quería ver ganar a su equipo se pagara el viaje de sus ahorros, más cuando alegó que viajar de Moncloa a San Fernando de Henares conlleva “despliegue importante de recursos públicos”, pero hacerlo de Madrid a Cardiff no tiene precio. Para el presidente del Gobierno el gasto derivado de su desplazamiento a Cardiff estuvo plenamente justificado. Lo que choca es que hace apenas un mes, opinara lo contrario de un viaje, por carretera, desde Moncloa hasta la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) donde, desde octubre, se desarrolla la vista oral del juicio del ‘caso Gürtel’.

Los motivos eran el “despliegue importante de recursos públicos” mencionado unas líneas más arriba y la puesta en marcha de “un conjunto de medidas de seguridad ciertamente desproporcionadas”. En total, dependiendo de la ruta elegida, el desplazamiento varía entre los 31,7 kms. -si se realiza por la A-2- y los 36,5 kms. si el trayecto discurre por la M-40.

El desplazamiento para viajar a Cardiff fue desde  el aeropuerto de Cuatro Vientos y aparte de los gastos en combustible del avión Falcon que suele utilizar el presidente en sus desplazamientos y el ‘catering’ que se sirve en el mismo, así como otros gastos de escoltas, acompañantes etc. Por poner un ejemplo revelado por Interviú en 2012, la cena de Mariano Rajoy en el vuelo a la Eurocopa de Polonia costó 1.000 euros. En aquella ocasión se sirvió solomillo de ternera y rodaballo. Siete botellas de vino –cinco de Rioja y dos de Rueda– y diez cervezas fueron consumidas en aquel viaje, según consta en el estadillo correspondiente del Grupo 45 del Ejército del Aire.

No lo entendemos y por eso le podríamos hacer una pregunta a nuestro Presidente: ¿Era necesario que usted viajara a Cardiff a base del dinero de todos los españoles? ¿Por qué no acaba con la controversia que sale en muchos medios y abona usted todos los gastos ya que tuvo la suerte de ver a su equipo ganar una vez más – y van doce – la Champions?

 

 

No hay comentarios: