martes, 20 de junio de 2017

DOÑA SUSANA NO CREE EN LA PLURINACIONALIDAD.


La presidenta de Andalucía, Susana Díaz ya ha dejado bastante claro que no está de acuerdo con el concepto de plurinacionalidad con el que Pedro Sánchez redefine España, y que ha sido votado mayoritariamente en el 39 Congreso federal del PSOE de este fin de semana.

La propuesta del nuevo secretario general que salió adelante del cónclave socialista aboga por una reforma de la Constitución que avance hacia un Estado federal. Hasta ahí Díaz comparte esta tesis, porque es la fórmula de consenso que se dieron los socialistas en julio de 2013, y que quedó recogida en la Declaración de Granada. Pero esa fórmula ha quedado superada o matizada por el apéndice que le ha añadido la ponencia política de Sánchez, y que plantea “el reconocimiento del carácter plurinacional del Estado”, manteniendo, eso sí, “que la soberanía reside en el conjunto del pueblo español”.

Díaz “acatará” las nuevas líneas programáticas del PSOE de Sánchez, pero sigue pensando que “el Estado plurinacional es una idea confusa”, que comporta “ciertos riesgos” porque no todos interpretan lo mismo de ella, y eso puede “violentar el principio de igualdad de oportunidades para todos los españoles vivan donde vivan. Fuentes del entorno de la presidenta de Andalucía no ocultan su “preocupación por el desarrollo de esta tesis, que no es nuestra, sino de Podemos”.

“No sabemos cuántas naciones puede haber en España, cómo se llamarán las que no sean naciones, qué territorios tienen derecho a llamarse nación y qué significado jurídico va a tener eso. ¿Significa que habrá españoles de primera y de segunda? Queremos saber si se nos está hablando de que pueda haber un tratamiento fiscal, económico, jurídico o de relación; o si se está hablando de que reconocemos las singularidades, la cultura o el idioma”, ha dicho Cornejo. Otras fuentes próximas a Díaz denuncian que incluso en la nueva cúpula del PSOE no hay unanimidad al respecto. “Algunos creen que la definición de España como nación de naciones otorga el derecho a iniciar un proceso de autodeterminación”, avisa.

Esa idea de plurinacionalidad le va a traer problemas en el Parlamento autonómico, donde hasta hace una semana ella misma la ha combatido frente a los argumentos de Podemos, autor del término. El PP ya ha visto el filón de las contradicciones entre lo que Díaz ha defendido en la Cámara y lo que ha votado en el Congreso del PSOE, y está dispuesto a pedirle explicaciones a la presidenta en la próxima sesión de control parlamentario. Lo mismo harán Podemos e IU, defensores del mapa plurinacional de España, e incluso sus socios de Ciudadanos a quien no le gusta nada el nuevo rumbo del PSOE de Sánchez, y se esfuerzan en hacer ver que éste “no tiene nada que ver con el PSOE de Susana Díaz”.

Díaz, por su parte, no tiene en mente verbalizar el término plurinacionalidad, no formará parte de su diccionario político ni buscará complicidad con Podemos ni aceptará críticas del PP. “Yo me siento cómoda con el artículo 2 de la Constitución y de ahí no me voy a mover”, dice, rotunda.

El pulso entre Pedro Sánchez y Susana Díaz hizo aflorar en Andalucía a un 40% de críticos con la líder del PSOE-A, pero los sanchistas saben que ese dato no se reproduciría en unas primarias andaluzas. Por eso han prometido a la presidenta “unidad y cohesión en el partido” de cara al congreso regional, aunque reclamarán su espacio en las futuras direcciones provinciales que salgan de los congresos.

La sevillana ve “una contradicción” que el madrileño abandere la noción de Estado plurinacional, pero a la vez cargue contra los presidentes autonómicos de su partido, “que en teoría son quienes deben poner voz y representar esa diversidad plural de España”.

No hay comentarios: