domingo, 18 de junio de 2017

DON ALFONSO Y EL ARTÍULO 155.


Hay personas que han sido muy brillantes durante el tiempo que estuvieron en el gobierno de España y que después de muchos años de no haber salido de la política y seguir viviendo en ella, ahora son capaces de declarar cosas que seguramente en otros tiempos no hubieran sido capaces de hacer.

Nos referimos al ex vicepresidente del gobierno de Felipe González Alfonso Guerra, que cree que el Ejecutivo de Mariano Rajoy debería explicar por qué no está aplicando ya el artículo 155 de la Constitución para frenar "los excesos de los secesionistas" en Catalunya. Si existe alguna razón, afirma Guerra, debería explicarla, "pues cada día se hace más difícil entender su parálisis ante la manifiesta rebeldía del nacionalismo catalán contra las leyes".

¿Y qué dice ese artículo 155 de la Constitución?

"1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras Leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al Presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general.

2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas."

¿Cómo se aplica este artículo?

En el 155 se prevé además un primer paso que implica el requerimiento a las autoridades de la comunidad incumplidora para que atiendan sus obligaciones legales. En caso de que dicho apercibimiento fuera desoído, las medidas a adoptar por el Estado deberían ser aprobadas por la mayoría absoluta del Senado. No sería, sin embargo necesario que medie una declaración de incumplimiento por parte del Tribunal Constitucional, aunque muy probablemente el Gobierno de Mariano Rajoy la requeriría.

En virtud del mismo, el Gobierno deberá presentar ante el presidente de la Cámara del Senado un escrito en el que manifieste el contenido y alcance de las medidas a aplicar, así como la justificación de haber realizado el correspondiente requerimiento al presidente de la Comunidad Autónoma afectada, y el incumplimiento de ésta.

La Mesa del Senado remitirá esta documentación a la Comisión General de las Comunidades Autónomas que requerirá al presidente de la comunidad implicada a remitir en plazo las alegaciones que considere oportunas y designe a una persona para que ejerza su representación.

La Comisión emitirá un dictamen razonado sobre si procede o no aprobar la solicitud del Gobierno central, incluyendo los condicionantes y precisiones que crea oportunos. El Pleno de la Cámara debatirá y votará la propuesta, siendo necesario para la aprobación el voto de la mayoría absoluta de los senadores

Así que ese es el artículo y su aplicación y a cualquiera le puede extrañar que sea Alfonso Guerra el que pida
al PP que se aplique la fórmula más difícil de llevar a cabo si el pueblo catalán se atrinchera en sus ideas.

En ese caso, ¿el PP mandaría  detener a todos los políticos que han llevado a cabo ese referéndum? ¿Convertirían a Cataluña en un estado policial eliminando a sus habitantes sus derechos?
En fin, no entendemos que el viejo político socialista se alíe con el PP para llevar a cabo un asedio al pueblo catalán si al final realizan ese referéndum. Mucho ha cambiado Don Alfonso, o a lo mejor siempre ha sido así y nunca nos habíamos dado cuenta.
¿Por qué el Sr. Guerra no pidió al gobierno que se implicara en dialogar y llegar a un entendimiento con el gobierno de la comunidad catalana?

No hay comentarios: