jueves, 8 de junio de 2017

¿CON ESTAS IDEAS Y NO LO CESAN?


A finales de Junio en Madrid se celebrará la Fiesta del Orgullo Gay a nivel mundial se conoce con el nombre de World Pride. Esta fiesta dejará en la capital de España una buena cantidad de millones de euros ya que se esperan no menos de tres millones de personas.

Pero mis queridos lectores existen ciertos personajes que no solo no están conformes con estas fiestas, sino que aprovechándose de un cargo que les viene ancho , se convierten en jueces implacables para dejar estas fiestas apartadas de su programación diaria.

Nos referimos al director de RTVE, un Ente público que se nuche del dinero de todos nosotros y en el que se hace lo que dice y ordena su Director General.

Para RTVE no es motivo suficiente como para dar una cobertura en directo del evento, ni montar un dispositivo especial. Sin embargo, otros medios como Telemadrid o Atresmedia sí han confirmado su presencia en el World Pride 2017.

Los motivos que alegaron desde el Ente Público fueron meramente económicos. Como es lógico, no coló. Más que nada porque RTVE tiene la sede en Madrid, casualmente, donde se celebra el evento. El gasto sería mucho menos que, por ejemplo, el de Eurovisión o el de las retransmisiones taurinas, ahora que sabemos lo que valen.

Pero lo mas grave ha sido las declaraciones de su presidente José Antonio Sánchez, fue preguntado en el Senado al respecto. Fue Ignacio Urquizu, del Grupo Socialista, el encargado de trasladar la cuestión al mandamás del Ente Público. En su primera intervención, Sánchez dejó claro cuál era su grado de responsabilidad en la decisión: "Todo, como máximo responsable de la programación".

Pero lo mejor estaba por llegar. Ignacio Urquizu, aprovechando la coyuntura, cuestionó la idoneidad de no emitir el World Pride 2017 pero sí las misas semanales. La respuesta de José Antonio Sánchez, digna de quien le ha puesto en el cargo

"Lo de los actos católicos no tiene nada que ver. Yo soy católico, apostólico y romano, y por eso soy de solidaridad muy grande". Respuesta del siglo I, a un evento del XXI.

Eso sí, el presidente de RTVE intentó calmar los ánimos, asegurando que "no nos negamos a retransmitirlo, sino que tenemos nuestra programación diseñada y no encaja. No podemos dar todo pero lo cubriremos"

 

 

No hay comentarios: