lunes, 26 de junio de 2017

ASÍ HABLÓ EL SR. RAJOY.


  Si bien es verdad que el PP y Bárcenas han tenido algún tipo de pacto para que Bárcenas no dijera ni una palabra y de pasada – si se terciaba – defendiera a su antiguo partido. Lo que nos ha extrañado son las declaraciones del Sr. Rajoy en el día de hoy.

El Sr. Rajoy ante todos los presidentes regionales casi a la misma hora en que comparecía el ex tesorero del partido ante la Comisión de Investigación del Congreso, con el objetivo claro de transmitir un mensaje interno de tranquilidad y, sobre todo, de fuerza de cara al exterior, ha dicho: que la Comisión está siendo disparatada porque "no aporta nada contra la corrupción" y su único objetivo es sacar "rédito partidista". A su juicio, "las conclusiones ya están redactadas". Los populares, ha dicho Pablo Casado, creen que se intenta imponer una causa general contra su partido, "la ley de la selva", con lo cual, ha anunciado, ellos van a recurrir al Tribunal Constitucional en amparo.

¿Cómo puede un Presidente de un Gobierno decir que las conclusiones de una Comisión de un Congreso están escritas de antemano? ¿Cómo se puede tener tan poca confianza en sus compañeros de Hemiciclo?

Pero el Sr. Rajoy sigue pensando que su amigo Bárcenas no le será infiel y callará hasta que pueda conseguir que los jueces archiven el caso y se vaya a su casa con la cabeza muy alta y riéndose de aquellos que siempre habían pensado que había gestionado el dinero del partido para su provecho.

El Sr. Rajoy seguirá presionando para que la Comisión del Congreso no consiga nada que pueda condenar a él y a su partido, pero estamos seguros que en el Senado tratará que sus partidos oponentes caigan en delitos que serán censurados por un Senado de mayoría “ pepera”.

Lo que debe quedar muy claro es que la Comisión del Congreso solo quiere dejar clara las acciones del PP durante estos años que nos han gobernado y sobretodo, saber si ha existido una Caja B, si los papeles de Bárcenas son reales o no y si el PP se ha financiado con dinero procedente de las constructoras que realizaban obras públicas abonadas por el Estado, los Ayuntamientos o las Comunidades regidas por el PP.

 

No hay comentarios: