domingo, 17 de julio de 2016

UN MUNDO MUY REVUELTO.



Menos de una semana de vacaciones y durante la misma, un asesino descerebrado con un camión arrastra por la vida de mucha gente que estaban viendo los fuegos artificiales en el paseo principal de Niza. Una manera nueva de asesinar sin causar ningún tipo de dudas en los representantes de la ley. Un camión, decir que en el mismo se llevaba helado para los miles de personas y acelerar para llevarse por delante a cientos de seres indefensos.

Pero no ha sido solamente ese caso el que me he perdido durante estos días, también en Turquía se ha levantado parte del ejército contra el gobierno de Erdogán que con los tanque en las calles y miles de militares, han pretendido eliminar el gobierno legítimo. Una buena jugada del Presidente pidiéndole al pueblo que saliera a la calle a defender su democracia consiguió que el ejército se rindiera y volviera el orden a sus calles.

Hoy leemos en los periódicos que se han detenido a más de 6.000 personas y que existen algunos chalados que piden que se les aplique la pena de muerte que actualmente no contempla la Constitución del país.

Esperamos que el gobierno de Turquía no haga caso a esos descerebrados que piden la pena capital y que se aplique la ley como es debido y no a capricho de los gobernantes, porque entonces se pasaría de un gobierno democrático a una dictadura.

Aunque existan personajes que no teman por su vida si a cambio se llevan a las de cientos de sus paisanos, los países europeos deben estar alerta y tratar de meter en la cárcel a todos los esos locos asesinos, pero empleando como siempre los derechos que les da la ley.

No hay comentarios: