sábado, 9 de julio de 2016

EL LAPSUS DE DON PEDRO QUEVEDO.



El representante de Nueva Canarias el Dr. Pedro Quevedo ha tenido un lapsus mental y ha formado la marimorena por una conversación telefónica en tono amigable con Rafael Hernando, portavoz del Grupo Popular en el Congreso.

Quevedo le muestra su disposición y apoyo absoluto al líder del partido, sin fisuras, sin titubeos, sin posibilidad de cambiar de bando. Quevedo asegura que es un hombre de palabra y que su palabra es la ley.

Rafa Hernando se sorprende para bien y le asegura que le conseguirá una reunión inmediata bien con el presidente del partido o con la secretaria general. No hablan de nombres propios, porque Hernando da por hecho que Quevedo sabe quiénes son Mariano Rajoy y Maria Dolores de Cospedal.

En el PP tocan a zafarrancho de combate porque un diputado bien vale una investidura y Cospedal se muestra dispuesta a recibirle al día siguiente, martes 28. Cuando Rafa Hernando llama a Pedro Quevedo, el diputado de Nueva Canaria se queda mudo. Flipando.

Había cometido un error de enormes proporciones: “¿Cómo voy a apoyar a Rajoy, si me he presentado a las elecciones en coalición con el PSOE?”, argumenta Quevedo. “Porque me lo dijiste ayer”, replica Rafa Hernando. “Si yo ayer no hablé contigo. Llamé a Antonio Hernando para garantizarle mi apoyo a Pedro Sánchez y al PSOE”, contesta el diputado de Nueva Canaria.

Menudo problemón que se le presentó a Don Pedro. Pero lo que no entendemos es que a estas alturas de una película en la que ha estado durante cuatro años, todavía el Sr. Quevedo no conozca las voces de uno y del otro Hernándo.

Inconcebible que ocurran estas cosas.

 Lo sentimos por nuestro paisano, pero para muchos seguramente creerán que se arrepintió y cuando se dio cuenta rectificó y para otros, que un mal momento lo tiene cualquiera y que todo fue fruto de un mal entendido.

Lo cierto es que Don Pedro está ahí y puede ser la llave que pueda darle o quitarle a Rajoy la presidencia del Gobierno.

 

 

No hay comentarios: