martes, 14 de junio de 2016

UN DEBATE MUY FLOJO.




Todo el país estaba pendiente del debate a cuatro que se celebró anoche en Madrid y en el que cada uno de los responsables de los partidos que pretenden llegar a la Moncloa para gobernarnos en los próximos cuatro años nos mostraban sus programas.

Finalizado el debate, llegamos a la conclusión que Mariano Rajoy salió vivo porque los tres oponentes no supieron ponerlo contra las cuerdas. Por un lado hemos visto a un Pedro Sánchez repetir que no ha sido presidente porque Unidos Podemos y el PP se habían confabulado para votar en contra de su investidura.

Por otro lado un Rivera que salió con la idea de convertirse en el centro de la discusión atacando al PP y a Unidos Podemos, pero dejando a un lado al PSOE por si en el futuro llegaran a tener que volver a firmar un acuerdo como hicieron en las elecciones de 20D.

Un Pablo Iglesias muy desconocido haciendo el papel de hombre responsable y pidiendo en todo momento que Sánchez se entienda con su grupo para gobernar juntos.

Con este panorama y tres presentadores que estuvieron más pendientes del reloj que de hacer preguntas que hiciera que los participantes se mojaran con sus respuestas, hemos pasado algunas horas.

Hoy, cada uno de los partidos asegura que han ganado, pero la verdad es que todos ellos estuvieron “flojitos” y no supieron unos y no quisieron otros de atacar a Rajoy y hacerle entrar en contradicciones.

Empezando por el PP, su representante y presidente en funciones no se salió de lo que cada día quiere hacernos creer sobre el empleo, lo bien que estamos en España y lo que él se comprometía a hacer si ganara las elecciones

El PP, rompiendo una promesa electoral, subió el impuesto al año de ganar las elecciones. Aunque la comparación con los tipos de la última era socialista no puede ser de todo exacta, pues Hacienda ha reducido el número de tramos con respecto a 2011, se pueden sacar unas conclusiones bastante reveladoras.

El mapa queda casi idéntico al que había con Jose Luis Rodríguez Zapatero. Pero !ay¡... la clase media. La clase media, la de toda la vida, aquella que cobra, en este caso, entre 20.000 y 30 mil euros al año ve que, mientras al resto de tramos se le iguala o incluso se le baja el IRPF, a ella se le aplican dos puntos más.

Y ahora Rajoy vuelve a prometer que bajará los impuestos cuando está comprobado que deja 10.000 millones de deuda con Europa lo que supone que de algún sitio debe recortar para cumplir con esa promesa.

También prometió 500.000 empleos anuales y quiso demostrar que actualmente de cada 10 empleos nuevos, siete son fijos y tres eventuales. Cosa que no es verdad. Pero lo que más nos llamó la atención es el ejemplo que puso y no entendemos como ninguno de sus oponentes no se dieron cuenta de la mentira. Dijo Rajoy que si un trabajador tiene un empleo fijo y otro durante el año se le hace contratos cada mes, al final ambos han trabajado todo el año. Pero lo que se guardó fue que conforme uno aparece en las listas con un contrato el otro aparecería con doce y para efectos estadísticos tendríamos doce trabajadores más en ese año, aunque lo real es que solamente deben aparecer dos.

También le preguntaron que cuantos indultos había dado el gobierno a gente con corrupciones en sus espaldas y dijo que ninguno. Cuando la verdad es que el Gobierno de Mariano Rajoy ha concedido el indulto a al menos siete personas condenadas por corrupción durante sus cuatro años de mandato.

Josep Maria Servitje, Víctor Manuel Lorenzo Acuña o Constancio Alvarado son tres de los nombres que según ha constatado la Fundación Civio han recibido el perdón del Ejecutivo.

Rajoy se encontró muy cómodo con sus rollo de siempre, mientras que Sánchez no supo atacarle y se limitó a atacar a Unidos Podemos y a lamentarse por no haber sido en estos momentos Presidente.

Solamente se le vió un poco aguerrido cuando se trató el tema de la corrupción y Aprovechó el ataque de Ciudadanos para dejar medio grogui al Presidente. También hablo del salario de las mujeres, de los recortes , de los dirigentes que actualmente están en la cárcel , de Bárcenas de la Púnica, etc. Pero no convenció. Le faltó algo para convencer a ese 30% de indecisos que dicen que puede ser los que puedan llevarles a la Moncloa.

Rivera ha sido el que más se ha destacado porque como no tenía nada que perder, le entró a Rajoy en temas como la corrupción , el empleo, los tributos y hasta la manera en que Rajoy ha mentido a la hora de no decir claramente la deuda que deja a su marcha.

También tuvo para Unidos Podemos dejando claro que lo que decía Iglesias que su partido no había pedido dinero a los bancos, no era cierto porque IU debe once millones y que si Unidos Podemos no debía nada era por los siete millones que había recibido del Gobierno Venezolano.

Pero una cosa si dejó claro el Sr. Rivera que no está en contra de un PP con otro que no sea Rajoy porque podrían llegar a un entendimiento.

Y por último un Pablo Iglesias que desarrolló su programa, que dijo en varias ocasiones que extendía la mano al PSOE para gobernar juntos y que fuera el Presidente aquel del partido más votado de los dos

Aseguró que 33 de las 35 empresas del Ibex operan en paraísos fiscales, que "la corrupción cuesta 2.000 euros al año a cada español" y que la idea de su partido era la creación de empleo en el que se fuera eliminado el trabajo en precario, volver a los 45 días de indemnización por despido, etc.

Se le notó afectado con los ataques de Sánchez al que le repetía que su enemigo era el PP y no Unidos Podemos.

Sobre el tema de la violencia de género se emplearon solamente 22 segundos de los cuales 13 fueron de Sánchez y 9 de Iglesias. Los otros dos participantes no quisieron responder a la pregunta del moderador.

Nosotros solamente hemos querido dar una opinión de lo que vimos y para nosotros, si tuviéramos dudas por qué partido votar, les aseguro que estaría con las mismas dudas que las que tenía antes de un debate de más de tres horas.

No hay comentarios: