domingo, 19 de junio de 2016

NUEVAS ENCUESTAS Y NUEVOS PRONÓSTICOS.


Al parecer, las cosas se le están torciendo a los grandes partidos como son el PSOE y el PP. En las encuestas que han salido el día de hoy dejan claro que el PP perderá 4 diputados pasando de 123 a 119, el PSOE perdería 5 y Ciudadanos 6, mientras que Podemos podría aumentar en 14 parlamentarios pasando de los 69 a 85 con lo que se convertiría en el segundo partido del arco parlamentario.

El PSOE baja considerablemente y queda a merced de Podemos o del PP si Sánchez sigue con la idea de no darle a Iglesias ni agua. Ciudadanos ha quedado convertido en un partido dependiente del PP ya que sus votantes se han marchado a la nave nodriza de donde salieron por pura calentura con Rajoy.

Queda otra vez abierta y con mayor fuerza la oportunidad de desalojar al PP del poder mediante un acuerdo entre UP y PSOE. Juntos, según los cálculos de JM&A, sumarían 170 diputados y su eventual alianza quedaría a 6 escaños de la mayoría absoluta.

El voto a favor de alguna fuerza soberanista o su simple abstención dejaría despejado el camino para un gobierno de cambio. La gran incógnita se encontrará entonces, sobre todo, en la disposición del PSOE a hacer posible esta operación.

En el ámbito de la derecha, PP y Ciudadanos obtendrían entre los dos 153 escaños. Un gobierno en minoría de ambas fuerzas resulta imaginable, pero si los de Albert Rivera no faltan a su palabra el PP tendría que sacrificar a Mariano Rajoy como jefe de Gobierno, además de conseguir que el PSOE se abstenga en la votación de investidura.

 Existen otras encuestas que dan más posibilidades al PP hasta el extremo de concederles 130 diputados y un empate entre el PSOE y Podemos a 85 y un bajón de Ciudadanos a 36 con lo que se daría una posibilidad de 170 en las izquierda y 166 en la derecha.

Los españoles están esperando para ver qué ocurre si las encuestas se equivocan y rompen todos esos números. Esta semana será decisiva para que ese 30% de indecisos se replanteen a quien darán sus votos.

Nosotros pensamos que puede darse hasta la posibilidad que el PSOE se abstenga y deje que gobierne Rajoy durante por lo menos dos años y luego conseguir hacerle una moción de censura y lo mandarlo a su casa.

Podemos no perdonará al PSOE que se abstenga para que gobierne Rajoy y pensamos que hasta los propios votantes del PSOE se alejarían de su partido si a Sánchez se le ocurriera hacer algo parecido.

Pero hasta el próximo domingo todo son especulaciones, la verdad saldrá de las urnas respaldada por los votantes de este país.

No hay comentarios: