jueves, 19 de mayo de 2016

SUPERAMOS EL PIB.


Según el PIB de 2015, España ya está en un 101% de deuda lo que supone nada más ni nada menos que 1.095 billones de euros y supera el objetivo de deuda del Gobierno para todo el año, situado en el 99,1% del PIB, de acuerdo con la última revisión del Programa de Estabilidad; si el ratio de deuda pública se calcula con el dato previsto para este año (1,142 billones de euros) el dato se sitúa en el 95,88% del PIB.

Si se repartiera la deuda por la población española (unos 46,4 millones de habitantes, según el último dato del INE), cada habitante tendría que pagar 23.595 euros. Son unos 7.600 euros más que cuando Mariano Rajoy llegó al poder: en diciembre de 2011, el endeudamiento se situaba en los 743.530 millones, lo que correspondía a una deuda per cápita (la población era de 46,6 millones de habitantes) de unos 15.933 euros; esto es, con el Gobierno del PP ha subido un 48,1%.

El aumento de la deuda en marzo, del 4,1%, es superior al ritmo de crecimiento observado el mes precedente, del 3,4%, mientras que con respecto al cierre del pasado año, creció cerca del 2,1%. Así, el saldo deudor de España no ha frenado su crecimiento en 2016.

Antes del comienzo de la crisis, en 2007, la deuda pública española ascendía a 384.000 millones de euros, equivalente al 35,5% del PIB.

Lo que está claro es que hemos sobrepasado el PIB y que el Sr. Rajoy deja una herencia que será muy difícil de eliminar y más cuando Europa nos vuelve a pedir unos recortes de 8.000 millones más la multa por no haber cumplido con lo prometido a la Comunidad Europea.

De este tema el Sr. Rajoy no dice nada, pero será muy complicado gobernar con un presupuesto al que se le tiene que aumentar 4.000 millones durante los dos próximos años.









No hay comentarios: