jueves, 5 de mayo de 2016

LA PEREZA DE UN PRESIDENTE.


Una cosa es que un día no te levantes con ganas de llevar a cabo una tarea – que puede ser muy lógico- y otra que la persona que tenga que hacerla asegure que le aburre hacerla. Es lo mismo que ha declarado nuestro presidente en funciones al referirse a los debates en las próximas elecciones.

El Sr. Rajoy no está de acuerdo con los debates porque dice:. "A nadie le apetecen los debates", ha llegado a asegurar, para después evitar desvelar sobre si piensa acudir solo a un debate cara a cara con Pedro Sánchez, como hizo en la pasada campaña del 20D o si esta vez se atreverá a debatir a cuatro junto a Pablo Iglesias y a Albert Rivera, en lugar de mandar a Soraya Sáenz de Santamaría: “No hemos tomado ninguna decisión sobre este asunto. No tengo una opinión. En campaña lo hago así: estoy a las órdenes de lo que me dice el equipo de campaña”.

Ha dicho que le produce pereza los debates porque hay que prepararlos y que no se encuentra a gusto. No entendemos que nuestro presidente diga que le produce pereza el trabajo que debe realizar para enfrentarse a sus oponentes y parece que costará mucho que se decida a un debate a cuatro aunque los líderes del PSOE, Pedro Sánchez; Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, han asegurado ya no tener ningún inconveniente a acudir a estos debates siempre y cuando sea Rajoy quien acuda por el PP como aspirante a La Moncloa. Los socialistas apelan, de hecho, al carácter presidencialista que deben tener los debates para el 26-J, sin sustitutos ni ausencias.

Por su parte, desde el PP -que dio luz verde a su Comité Electoral- aseguran que es el director de Campaña y de Gabinete del presidente del Gobierno en funciones, Jorge Moragas, quien tiene la última palabra. Fuentes conservadoras aducen que, pese a haber mostrado tan poca apetencia y mucha "pereza" por estas mesas, Rajoy debatirá, si bien creen que lo normal sería que "sólo haga uno con los otros tres candidatos", de la misma forma que para el 20-D sólo hizo un cara a cara con Sánchez.

No hay comentarios: