viernes, 20 de mayo de 2016

LA ESTELADA ESTARÁ EN EL CALDERÓN.


Durante estos días tanto en Madrid como en Barcelona la noticia ha sido la prohibición por la Delegación de Gobierno de Madrid de la entrada en el estadio Vicente calderón de esteladas. Tanto ha sido el revuelo, que hasta la Alcaldesa de Madrid, la Sra. Carmena declaró que si no venía la alcaldesa de Barcelona, ella tampoco asistiría al partido.

Muchas han sido las personas que se han pronunciado a favor o en contra de esta decisión de la Delegación de Gobierno, hasta el extremo que ha tenido que ser el juez de lo Contencioso-Administrativo número 11 de Madrid el que ha acordado permitir el acceso con las banderas esteladas al estadio Vicente Calderón donde este domingo se disputa la final de la Copa del Rey de fútbol entre el FC Barcelona y el Sevilla FC. La decisión se ha adoptado tras el recurso presentado por la asociación Drets, en nombre de aficionados del club blaugrana, y después de que la Fiscalía respaldara el veto a este símbolo.

El presidente de la asociación Drets, Sergi Blázquez, explicó que en el recurso pedían como "medida cautelar de efecto inmediato" la suspensión automática de la prohibición de las esteladas, con el fin de que el juzgado resolviera antes del domingo, cuando se enfrentarán el FC Barcelona y el Sevilla FC.

Se trata de un recurso contencioso-administrativo especial de derechos fundamentales con el que Drets esperaba que el juzgado certifique que la bandera independentista catalana no es ningún "elemento violento".

El Decreto de la Delegación incluía expresamente la prohibición de la entrada al estadio portando banderas independentistas catalanas, conocidas como esteladas, ni otros signos no constitucionales, tal y como indica la Ley del Deporte.

Un buen palo para la Delegada del Gobierno de Madrid y muchos personajes entre los que podemos destacar al propio Ministro de Justicia que según declaró veía con buenos ojos la prohibición.

Lo de las banderas, entre más se prohíben, más aparecen. Aquí en Canarias a nadie se le ha ocurrido prohibir la bandera con las siete estrellas verdes que se pueden ven en los estadios, manifestaciones o actos de cualquier tipo, porque saben que prohibir es multiplicar el número de personas con la misma bandera.

Creemos que la Delegada de Madrid se pasó varios pueblos y lo que era un partido de fútbol entre dos equipos de diferentes zonas de España, lo convirtió en un problema político.

Y ahora nadie dice nada y la Delegada seguramente se sentará en el Vicente Calderón observando que por su torpeza el estadio está lleno de las banderas que ella trató de prohibir.

No hay comentarios: