viernes, 27 de mayo de 2016

EL PASEO DE RIVERA A VELEZUELA.


Este fin de semana ha estado repleto del nombre de Venezuela. En principio porque el líder de Ciudadanos tuvo la feliz idea de desplazarse a ese país para ver si con su presencia intentando ver a los presos políticos podía salir en todos los medios en calidad de hombre bueno, de mediador.

Nosotros los canarios consideramos Venezuela como la novena isla. No en vano existen en esas tierras miles de canarios que en épocas de hambruna emigraron y encontraron en su suelo la felicidad, el amor y el trabajo. Nos duele la situación en la que se encuentran, pero si miró a mi alrededor, encuentro miles de personas que viven una situación tan delicada como la que tienen los venezolanos y políticos como el Sr. Rivera omiten esa situación y sin embargo sale fuera de su tierra para darnos a conocer las penurias de un país amigo. No lo entendemos, a no ser que su objetivo haya sido cubrirse de propaganda gratuita y querer arañar algunos votos de aquellos venezolanos de doble nacionalidad.

El Sr. Rivera debe preocuparse mucho más por los suyos y no tratar de intoxicar a los españoles con los problemas de Venezuela.

Alega este Sr. que en Venezuela existe una dictadura y presos políticos y que uno de los objetivos que le llevó a Sudamérica fue el conocer de cerca la dictadura de Maduro y a los presos políticos que no le dejaron ver.

Esperamos que durante los días que quedan para las elecciones, el Sr. Rivera se dé un paseo por el Reino de Marruecos en el que también existe una dictadura y presos políticos. ¿O es que lo que buscaba este buen hombre era solamente incendiar la política española acusando a Podemos de ser parte del chavismo?

Parece que desde la derecha de Ciudadanos le pegarán un buen robo de votos de personas que al estudiar su programa y el del PP considerarán que al ser iguales les merece más votar al PP y a su izquierda no conseguirán arañarles ningún voto a los socialistas porque ya le conocen muy bien.

Con este panorama, seguramente bajaran de apoyos electorales y esa ha sido la razón de esas cuarenta y tantas horas que ha pasado el Sr. Rivera lejos de los micrófonos de emisoras de radios y televisión a las que parece que es socio ya que le vemos por la mañana, al medio día y por la tarde.

Por mucho que se deje ver, al Sr. Rivera no lo veremos como presidente de este país por lo menos en las elecciones del 26J y mucho tiene que cambiar en su programa y en su manera de pensar para que los españoles le tomen en serio.

 

No hay comentarios: