lunes, 2 de mayo de 2016

DIFICULTADES PARA SÁNCHEZ.


En muy pocas horas se termina la Legislatura más corta de la Democracia Española. Al fin los partidos han logrado lo que querían que no era sino repetir unas elecciones.

Ahora no se trata de echar las culpas a alguien, pero si es cierto que ahora que todo ha pasado, creemos que el PSOE y especialmente Pedro Sánchez se equivocó al elegir a su compañero de viaje. La alianza con Ciudadanos no solo no ha ayudado a Sánchez a conseguir el poder, sino que Rivera sale potenciado como un negociador, que no negoció y que hoy sería muy feliz si al final el PSOE se hubiera unido al PP y crear esa gran alianza tripartita.

Pero el pueblo español ya es adulto y ha visto que Sánchez ha perdido la oportunidad de llegar a la Moncloa si su alianza en lugar de hacerla con la derecha, la solventara por la izquierda.

El 26 de Junio se le presenta a Pedro Sánchez un gran dilema si no consigue más de 90 parlamentarios, porque sería su muerte política. Por otra parte, si se unen Podemos e IU tienen la posibilidad de convertirse en el segundo partido de España, relegando al PSOE al tercer puesto y muy lejos de poder conseguir ni siquiera el primer partido de la  oposición.

Marcar distancias con lo ocurrido hasta ahora parece formar parte de la estrategia que Ferraz quiere imprimir al período que se abre a partir del martes. En este punto cabría enmarcar lo que ha dicho la secretaria de Estudios y Programas del PSOE y aspirante a encabezar la candidatura del PSC a las generales. Meritxell Batet, ha asegurado que el pacto con Ciudadanos "caduca hoy" y, a partir de mañana, el programa electoral "valido" es el socialista.

Nos parece muy bien que el PSOE vuelva a su programa y no vuelva ni a acordarse de esos 200 puntos con los que Sánchez quería ser investido dejando en el camino el programa con el que se presentó el 20D y que sustituyó por un 80% de la de  Ciudadanos por cuyas políticas económicas nunca pudieron llegar a un acuerdo de gobierno con Podemos.

Es necesario que Sánchez se olvide de Ciudadanos y que vaya a unas nuevas elecciones con la esperanza de conseguir una mayoría que unida con los partidos de izquierda traigan a este país una política nueva que arregle los problemas que estamos viviendo los españoles.

Si Sánchez vuelve a una alianza con Ciudadanos, solo conseguirá perder las elecciones, la Secretaría General y todo el poder que hasta este momento está disfrutando.

No hay comentarios: