sábado, 14 de mayo de 2016

¿CON EL CORAZÓN EN UN PUÑO?


La verdad que al PP y al Sr. Rajoy las noticias cada día se le deben convertir en un tormento. Y lo que les faltaba es que aquellos que están como asesores del Presidente también sean condenados por el Tribunal de Cuentas.

Este es el caso del ministro de Sanidad en funciones, Alfonso Alonso, y al secretario sectorial de PP, Javier Maroto, junto al resto del gobierno municipal de Vitoria entre 2003 y 2007, que han sido condenados a abonar 393.862 euros por la firma de un alquiler gravoso de unas oficinas en Vitoria.

El juicio por este alquiler se celebró el pasado 11 de abril en la sede del Tribunal de Cuentas en Madrid. En este procedimiento la Fiscalía no formuló demanda al no apreciar responsabilidad contable en el alquiler de un local que el gobierno municipal dirigido por Alonso firmó por 20 años para albergar unas oficinas del consistorio.

Una posición contraria a la que han mantenido en la causa el actual gobierno municipal, así como el PSE-EE y el PNV, que han ejercido la acusación y han argumentado que existía una "responsabilidad contable" del entonces equipo local, en el que Maroto era el concejal de Hacienda, al entender que pactó con el dueño del local, el empresario Gonzalo Antón, una renta superior a la recomendada en un informe técnico municipal

El tribunal recuerda ahora que ese informe, fechado el 12 de enero de 2007, recomendaba una renta de 10.168 euros más IVA al mes, así como una actualización en base al IPC interanual y que los gastos de comunidad corrieran por cuenta del propietario.

Sin embargo, el acuerdo que adoptó la Junta de Gobierno municipal en febrero de 2007 estableció una renta de 12.500 euros al mes más IVA, con una actualización anual en base al IPC más una serie de puntos de incremento dependiendo del año, así como que los gastos de la comunidad fueran a cuenta del arrendatario, además del IBI y basuras, y una cláusula de blindaje por 10 años.

El contrato que finalmente firmó el consistorio con la empresa Sbayre, del citado empresario, mantuvo las condiciones del acuerdo de la Junta de Gobierno municipal y aumentó a 20 años la cláusula de blindaje.

En su sentencia, el órgano afirma que se incluyeron en el contrato unas cláusulas "lesivas para el patrimonio" del Ayuntamiento "porque le vinculaban a hacer frente a obligaciones contractuales injustificadamente gravosas en comparación con las prestaciones a recibir", como el pago de los gastos de la comunidad.

El tribunal concluye que la adopción por los demandados de un "acuerdo lesivo" para el erario público ha supuesto una decisión que "ha infringido la normativa aplicable al contrato suscrito, pues ha incorporado al mismo, sin justificación acreditada, estipulaciones lesivas para el patrimonio público".

¿Qué es lo que pasa en el PP?¿Es que van a seguir saliendo casos que están minando la salud de nuestro presidente en funciones?¿Cuándo van a dejar tranquilo a este hombre para que prepare en paz las réplicas a los enfrentamiento con sus contrarios que tanto le hacen sufrir?¿ Quién o quienes serán los próximos en llenar las primeras páginas de los periódicos con sus escándalos?

 

 

No hay comentarios: