miércoles, 10 de febrero de 2016

SIN EL PP.......... LA NADA.

 
Don Mariano Rajoy no se da cuenta que los españoles han votado un cambio y que por mucho que él siga con su discurso de que todo lo que no sea el PP es malo, nadie le sacará de ese error hasta que no sea investido otro como presidente del gobierno de España.

Hoy, ante los senadores de su partido se atrevió a decir cosas que nadie puede creerle y más si para creérselas el mismo tiene que denigrar a todos los partidos que participan en la democracia de nuestro país.

"Todo lo hecho en estos cuatro años, que han sido muy duros, podría no servir para nada".

Lo mucho de lo que habla nuestro presidente en funciones pueden ser los recortes en sanidad, educación, incremento de parados sin ninguna asignación, copago y un largo etc. que hemos sufrido durante los cuatro años en los que nos ha gobernado.

Rajoy no aportó ninguna novedad respecto a las intervenciones que está teniendo estos días en actos del PP, organizados precipitadamente para llenar su agenda y contraprogramar el protagonismo de quien ha sido señalado por el rey para intentar formar Gobierno, el candidato del PSOE. El jefe del Ejecutivo ni siquiera fue tan contundente como la semana pasada en el Congreso al hablar de la corrupción, el quinto objetivo de los que va a plantear a Rivera y a Sánchez esta semana.

De hecho, Mariano Rajoy ha insistido una y otra vez en su propuesta inicial tras celebrarse las elecciones generales del 20 de diciembre, un Ejecutivo presidido por el PP y con el apoyo del PSOE y Ciudadanos; una gran coalición

Ha insistido una y otra vez en lo "imposible" de los pactos que está tratando de alcanzar el líder socialista, bien sea con Ciudadanos (sumarían 130 escaños), bien sea con Podemos (sumarían 159 más los dos escaños previsibles de IU-UP, que Rajoy ha obviado). "Una broma de Gobierno es lo que están apoyando algunos"

En una palabra: El Sr. Rajoy solo reconoce como partido democrático al suyo, los demás pueden llevar a España a la ruina. Lo del Sr. Rajoy se está convirtiendo en una obsesión que puede terminar con su carrera política. El tiempo será testigo de su rumbo.

 

No hay comentarios: