domingo, 14 de febrero de 2016

¿SERÁ INVESTIDO PEDRO SÁNCHEZ?


¿Llegará a conseguir Pedro Sánchez la investidura en las primeras semanas del mes de Marzo?

Contestar esta pregunta, hoy, es difícil hasta para los negociadores nombrados por Sánchez dar una solución. Son momentos muy complicados en los que los tres partidos que tienen en sus manos la posibilidad de llevar a Sánchez a la Moncloa no terminan en ponerse de acuerdo.

Por un lado esta Ciudadanos que pretende pasar a la historia como el partido que logró un entendimiento entre el PP y el PSOE y se ha convertido en el árbitro de la unificación.

Pero creemos que el Sr. Rivera está jugando sus cartas y colocándose en primera fila por si al final se llega a unas nuevas elecciones. Está jugando con dos barajas y como buen jugador se cree que tiene la partida ganada, aunque el contrario tenga un repoker de ases. Una labor que él quiere destacar y pasar a un segundo plano y así rebañarles algunos votantes tanto al PSOE como al PP.

Otro contendiente es el propio Rajoy que sigue diciendo lo mismo casi dos meses después de las elecciones y después de desaprovechar las dos ocasiones de investidura que le dio el Rey Felipe VI. Sigue reclamando el gobierno por ser el partido más votado sin darse cuenta que nuestra Constitución garantiza las uniones entre partidos para conseguir gobernar si es mayoritario en apoyos.

En tercer lugar tenemos a Podemos con Pablo Iglesias y su ansias de convertirse en Vicepresidente y copar los ministerios de un gobierno que convertiría al PSOE en esclavo de sus intereses.

Un partido compuesto de varios grupos que hará muy complejo llegar a un entendimiento con el PSOE y del todo imposible con Ciudadanos.

Mención aparte está Izquierda Unida que con sus dos diputados pueden engancharse al carro del poder si se les respeta su programa.

En estas circunstancias, quedan solo dos semanas para ver las posibilidades de Pedro Sánchez de llegar a acuerdos con Ciudadanos y Podemos.

Pero ¿Cuál es el deseo de los españoles? El pueblo llano cansado de recortes, de paro y de miseria cree que los partidos de izquierda deben gobernar juntos con el apoyo de Ciudadanos. Esperan que una unión de Podemos, PSOE y de IU les saque de la injusticia, de la corrupción, de los copagos, del paro y delos abusos de un Estado que ha pasado el rodillo siempre que ha tenido en su manola posibilidad de apretarle las tuerca al pueblo.

Pero todo está en el aire. Todo está pendiente de Rivera, Pedro Sánchez, Pablo Iglesias o el mismo Garzón. Mariano Rajoy queda relegado y no cuenta nada más que para aquellos que están viviendo bien, para los corruptos, los bancos y una Europa de los mercaderes que espera que vuelva a ser elegido para aplicar unos recortes de diez mil millones de euros.

 

No hay comentarios: