miércoles, 3 de febrero de 2016

SANCHEZ NOMINADO .


Ayer fue un día negro para Rajoy y el PP. En primer lugar porque el Rey Felipe VI no le nominó para la investidura y en segundo lugar porque si lo hizo con el líder del PSOE Pedro Sánchez.

Gran fracaso de Rajoy al haberse negado anteriormente al mandato del Rey y que al ver que ahora también le decía que no disponía de apoyos terminó por nombrar a Pedro Sánchez, desmantelando el plan de Rajoy de dejar pasar los días hasta que por cansancio el PSOE le diera sus votos o se abstuviera.

En una rueda de prensa que dejaba entrever que no estaba pasando un buen momento, Rajoy se mantuvo en sus treces, y puso todas las culpas en Pedro Sánchez y sus deseos de gobernar España contra todo pronóstico. Consideramos que las criericas de Rajoy carecían de base puesto que nadie de su partido ni él mismo ha hecho nada durante 47 días para acercarse al PSOE y tratar de dialogar sobre las inquietudes de uno y otro partido. Rajoy ha cobrado por ese tiempo que no ha querido saber nada con nadie esperando que todos se rindieran a sus caprichos. Ahora se queja que a Sánchez se le haya concedido un plazo de cuatro semanas para negociar con otras fuerzas políticas, informar al Comité Federal de los acuerdos y consultar a las bases de su partido.

Por otro lado Sánchez ha dicho a la prensa que está dispuesto a hablar con todos los partidos de su derecha y su izquierda menos con aquellos que antepongan la independencia a la unidad de España. Garantizó que hoy se sabría quiénes eran los componentes de su equipo negociador y hoy lo hace público dejando la sorpresa en muchos que esperaban otros nombres.

El equipo elegido por Pedro Sánchez para la negociación con otras fuerzas políticas para tratar de tejer una mayoría parlamentaria se caracteriza por su experiencia en manejar asuntos complejos. A la cabeza estará el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, junto al político vasco Rodolfo Ares, mano derecha durante muchos años del actual presidente del Congreso, Patxi López, y uno de los muñidores del acuerdo de Gobierno entre socialistas y populares en el País Vasco. Actualmente es una persona de confianza de Pedro Sánchez.

El equipo continúa con Meritxell Batet, coordinadora del programa electoral y secretaria de Estudios y Programas de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, además de la responsable de Política Social del partido; María Luisa Carcedo, diputada en el Congreso por Asturias entre 2004 y 2015 y actualmente senadora por designación autonómica; y el portavoz económico en el programa electoral, Jordi Sevilla, que, entre 2004 y 2007, fue ministro de Administraciones Públicas en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Un equipo dispuesto a llegar a conseguir acuerdos pero no a cualquier precio. Un equipo experimentado que tiene la responsabilidad de conseguir que el PSOE llegue a la Moncloa.

Todos ellos han estudiado con detenimiento tanto los programas de Ciudadanos como de Podemos y consideran factible alcanzar acuerdos.

Nos parece que a partir de ahora, cada día nos traerán nuevas noticias, unas serán verdad, otras solo globos sondas y otras serán las verdaderas, pero quizás nadie las creerá por considerarlas difíciles de cumplir.

No hay comentarios: