jueves, 4 de febrero de 2016

SÁNCHEZ, MARGALLO Y RAJOY.



Estos días la confusión es parte importante en la vida de los españoles. Por un lado, las negociaciones de Pedro Sánchez con los partidos que forman el Parlamento, por otro lado, el empecinamiento de Rajoy queriendo llevar a los suyos las esperanzas de volver a gobernar y además el aviso al pueblo español que si él no es el que gobierna nos puede arrasar las siete plagas con todas las consecuencias.

Pues en este caos informativo, llega el Sr. ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, y en Televisión anuncia que en la reunión en Roma con sus homólogos les ha dicho que existe la posibilidad de que España saliera de la coalición internacional en la lucha contra DAESH si se forma una coalición PSOE-Podemos.

Ante estas declaraciones del Ministro, nos preguntamos: ¿Sabía él que Rajoy no sería elegido por el Rey para formar gobierno?¿Cómo es posible que informara a sus compañeros de viaje en el mismo día que Rajoy estaba en la Moncloa?

Nos parece poco serio que Margallo – un ministro en funciones – lleve al resto del mundo una idea de una España asaltada por lo barbaros en una lucha con su partido cuyo gobernante es el mejor regente europeo.

Margallo asegura que no aprovechó el encuentro de Roma para mandar un mensaje político y que fue una respuesta a consultas personales que le habían hecho algunos dirigentes. Y subraya a la vez que no descarta en ningún caso la investidura de Mariano Rajoy.

Este tipo de manifestaciones hacen que Rajoy se meta en su caparazón y asegure que Sánchez con 15 días tiene para llegar a un acuerdo con el resto de los partidos en contra del criterio del propio Presidente de las Costes que ha llegado a un acuerdo con el PSOE para mantener el tiempo que desde el principio aseguró al Sr. Sánchez

"No tiene la mayoría de la mesa ni de los diputados y esto es un parlamento", dicen en el PP, que apuntan a otro artículo del reglamento sobre la convocatoria de los plenos ordinarios. Se recoge ahí, en el artículo 54, que el pleno lo podrán convocar dos grupos o una quinta parte de los diputados, de la que el PP dispone. Eso es lo que está mirando ahora el grupo popular mientras las fuentes consultadas en Podemos dudan de que esa fórmula pueda salir adelante, porque entienden que es López quien fija la fecha.

Mientras, fuentes del Gobierno descartan que Mariano Rajoy comparezca en el Congreso antes del próximo Consejo Europeo, como han pedido PSOE y Ciudadanos. La frase es rotunda: "El Gobierno entiende que no está sujeto al control de esta Cámara. Su obligación no es pedir comparecencias sino elegir un presidente para toda la legislatura".





No hay comentarios: