jueves, 4 de febrero de 2016

LA INFANTA SE SENTARÁ EN EL BANQUILLO.


La Infanta Cristina busca junto a sus abogados que se les quite la posibilidad de sentarse en el banquillo por lo menos durante todo este mes de Febrero. Para lograr sus objetivos, sus abogados han formulado una protesta ante la sección primera de la Audiencia de Palma después de que el tribunal del caso Nóos desestimara el pasado viernes la cuestión previa que planteó en el juicio, en la que pedía que la causa fuera archivada para ella.

Después de que el tribunal desestimara la alegación de vulneración del derecho de defensa, a la tutela judicial efectiva y a un proceso con todas las garantías planteada por los abogados de la hermana del Rey Felipe VI, estos han registrado un escrito de dos páginas de protesta "a los efectos del recurso de casación que pudiera interponerse".

La defensa de la Infanta pide que la protesta sea tenida en cuenta de cara a la posible interposición de un recurso de casación ante el Tribunal Supremo en el marco de esta causa.

Además de la defensa de la infanta, también han formulado protestas las defensas del ex vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau; del ex socio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, y su esposa, Ana María Tejeiro; y del asesor fiscal Salvador Trinxet.

Pero la hermana de Felipe VI tendrá que soportar en el banquillo  y el juicio como imputada por dos delitos por los que Manos Limpias pide ocho años de prisión. Le acusan de haber cooperado con su marido, Iñaki Urdangarin, en el fraude cometido a través de la sociedad instrumental Aizoon.

Con la resolución de desestimar que la causa fuera archivada para la Infanta, el tribunal rechazó también la pretensión expresada por la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado. Una y otra consideraban también que la hermana del Rey debía beneficiarse de la doctrina Botín porque la Agencia Tributaria entiende que ella no ha cometido ningún delito. Esa jurisprudencia, inaugurada en 2007 para el banquero del Santander, habría impuesto el sobreseimiento de la causa cuando así lo reclaman el Ministerio Público y el perjudicado por el posible delito, aunque la acción popular sostenga la acusación.

Por lo tanto, y aunque la Abogada del estado en su alegación decía que “ Haciendo no somos todos” tratando de salvar a la Infanta de un juicio justo como a cualquier español, la Infanta estará sentada junto a una serie de personajes que tendrán que dar explicaciones de un dinero de todos los españoles y que ellos han dilapidado o metido en bancos saltándose todas las normas de respeto y convivencia.

 
 

No hay comentarios: