jueves, 21 de enero de 2016

¿VIERNES DE DOLOR ODE ALEGRÍA?


Los españoles están pendientes al día de mañana cuando el Rey Felipe VI designe quien será el que se presentará en el Congreso para ser investido nuevos Presidente de este país.

Por una parte tenemos a Rajoy con unas grandes esperanzas de ser el elegido al haber tenido muchos más votos que el segundo partido, en este caso el PSOE. Pero existe un problema muy grande y es la falta de apoyos que tiene el Sr. Rajoy de los partidos que hasta este momento han sido recibidos por el rey en el palacio de La Zarzuela.

Quedan por visitar al monarca, esta tarde Ciudadanos, mañana por la mañana Podemos y el PSOE y por la tarde el Sr. Rajoy.

Aunque Rajoy sea el elegido, si no tiene un plan B como ha dicho el Ministro del Interior, el Sr. Fernández Díaz en un programa de televisión el día de hoy, tendrá que dejar paso a un Sánchez que parece que está muy en la línea de gobernar con el apoyo del Podemos y otros partidos.

¿Pero qué puede ocurrir si el PP no pudiera formar gobierno?

Cualquiera de las opciones es mala para Rajoy. El gallego quedaría tan debilitado que podría incluso arrastrar consigo al PP. Por eso varios barones le han pedido ya que se marche. Que se eche a un lado y deje avanzar al partido. Incluso le han presentado una hoja de ruta: convocar un Congreso Nacional del PP antes del verano. Son sólo rumores, pero casualmente ningún dirigente del partido tiene viajes ni actos previstos en junio. Sólo quedaría una duda por resolver: la portavocía en el Congreso de los Diputados. ¿Sería Soraya Sáenz de Santamaría?, o ¿Alfonso Alonso?

Como pueden ver, nos esperan unos días alucinantes, llenos de misterio y sorpresas.

No hay comentarios: