jueves, 14 de enero de 2016

TRES.........ERAN TRES.


El PP ha nombrado para la Mesa del Congreso a tres mujeres. La primera es de todos conocidos como la diputada que todos vimos en Televisión cuando se dedicaba a jugar con su tableta al Frozen Free Fall. Si señores, la Sra. Villalobos que vuelve a ser vicepresidenta primera y la que vimos presidir la cámara mientras se ausentaba Jesús Posada con actuaciones que incluyeron amenazas y expulsiones de la Cámara de algunos diputados

Para ocupar otra de las vicepresidencias que le han correspondido, el PP ha propuesto a otra mujer, también con su peculiar historia… Nos referimos a Rosa Romero, mujer de Castilla-La Mancha, y uno de los españoles,- no son tantos,- sancionados por el Banco de España y no por cualquier cosa. El Banco central condenó a la que fue presidenta del PP de Ciudad Real a una multa de 15.000 euros (quedó la huella en el BOE) por “falta muy grave” durante su gestión en el Consejo de Caja Castilla-La Mancha.

Y por último para pagarle los servicios prestado en su Cataluña natal la tercera del trío de mujeres que el PP sitúa en la mesa del Congreso, en este caso como secretaria, es Alicia Sánchez-Camacho, a la que premia a lo que se ve por su gestión de los intereses del partido en una comunidad tan territorio comanche para el PP como es Cataluña. No nos cabe duda que la Sra. Sánchez Camacho ya estaba muy vista en su tierra y al no mandar para nada en su partido, se le ha conseguido un carguito dentro del Hemiciclo para que no se aburra y de paso poner todas las piedras que pueda para que ni el PSOE ni Podemos puedan llevar a cabo los cambios que pretenden.

Tres puntales que ha colocado Rajoy para que el resto de los partidos no se salgan de la senda de recortes que aun piensa llevar acabo si consigue nuevamente gobernar.

La verdad que en algunos momentos le tengo que dar la razón al PP cuando dicen que se está creando empleo, no hay más que advertir la Mesa del Congreso para ver que tienen parte de razón. Por lo menos los suyos tienen trabajo. El resto de los españoles que vayan “al carajo “por no haber votado a Rajoy.

No hay comentarios: