lunes, 11 de enero de 2016

¿SE MARCHARÁ RAJOY?.


Desde el día de ayer en el que se nombró en Cataluña un nuevo Presidente de esa Comunidad, en Madrid las cosas parecen que están tomando un rumbo que hasta el momento nadie esperaba.

Un periodista como Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA, dedica página y media de su periódico para no ofrecer ideas, sino a dar soluciones.

 Y en la misma línea se encuentra la voz ‘más oficial’ del Grupo ABC-Vocento, Ignacio Camacho, que en su columna se pregunta también sobre el futuro del Presidente.

Sí mis queridos lectores estos dos grandes pilares de la comunicación plantean la posibilidad de que Rajoy se vaya a casa si se quiere acabar con los problemas de Estado.

Camacho escribe: “El espejo catalán devuelve un reflejo antipático: Rajoy puede verse abocado a tomar una decisión crucial sobre sí mismo”, elige de sumario a su escrito, en el que también elabora sobre la necesidad de que los socialistas “enciendan las luces largas para centrar su estrategia en las prioridades de España”. “En estas semanas vidriosas, el presidente (Rajoy) puede acabar en la tesitura de tener que tomar una decisión fundamental sobre sí mismo”.

Por su parte Cebrián escribe que los tres puntos necesarios para que España funcione para él son: 1. Respuesta al desafío catalán “con la integración de Cataluña en España de acuerdo al modelo federal”… 2. La sostenibilidad del incipiente crecimiento económico… 3. La implementación de políticas sociales concretas que acaben con los efectos perversos de la austeridad. Y al igual que Camacho termina su extenso escrito: “Resultaría necesaria para todo esto: “La retirada honrosa de Mariano Rajoy de la vida política -escribe- parece condición necesaria, aunque no suficiente, para alcanzar un acuerdo.

Pensamos que Rajoy en ningún momento ha podido pensar que hasta en el ABC le indicaran sutilmente que lo mejor para España es que abandone el barco.

Pensamos que Rajoy no solo no abandonará su nave sino que puede estar dispuesto a irse a pique antes que verse en la tesitura de abandonar a la gaviota.

El problema es grave: Por un lado, Rajoy no tiene posibilidades de conseguir partidos que le apoyen salvo Ciudadanos que está dispuesto al suicidio político, mientras que el PSOE también lo tiene muy complicado porque tendría que ponerse de acuerdo con muchos partidos incluido Podemos.

Lo que nadie quiere que suceda que es la convocatoria de nuevas elecciones, creemos que será el resultado de las últimas elecciones en las que el pueblo ha querido cambio, pero al estar tan fraccionados los votos, se hace imposible tal mandato.




 

No hay comentarios: