sábado, 30 de enero de 2016

PEDRO SANCHEZ SE ATRINCHERA.



El Comité Federal del PSOE ha dado noticias de interés en los momentos que vivimos en los que todos los españoles nos preguntamos qué va a ocurrir en los próximos días o meses.

En primer lugar Pedro Sánchez ha sabido quitarse de encima la losa de las fechas para el Congreso ya que los barones no querían las fechas que proponía Sánchez – mes de Junio – y pretendían que se adelantara al mes de Mayo y al final se ha dejado en firme el mes de Mayo para la celebración de ese Congreso.

El tema más escabroso que era las negociaciones con Podemos para llegar a un acuerdo de gobierno, ha tenido una salida sorprendente para todos los presentes y principalmente de los barones y altos cargos del partido incluida Susana Diaz, al enterarse que Sánchez someterá a las bases del partido las negociaciones que realice previa información al Comité Federal.

Esa noticia a dejado “ fuera de juego “ a aquellos que pretendían mangonear con sus intervenciones ante la prensa y conseguir que la opinión publica fuera cada día más crítica con Pedro Sánchez.

Tras la noticia de recurrir a las bases, hubo más de cuarenta peticiones de turno de palabra, aunque en un tono más o menos conciliador. Los discursos fueron los ya conocidos sobre la insistencia en las líneas rojas ante posibles pactos. Eso sí, la mayoría de los barones no ocultaron que la impresión es que habrá adelanto de las elecciones y que cualquier pacto se antoja muy difícil. Así lo expresó el presidente asturiano, Javier Fernández.

Por supuesto, nadie se opuso a la consulta a la militancia, y la primera en apoyarlo fue la secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz. Sin embargo, nada de ello se reflejó en el discurso inicial de Pedro Sánchez. El líder del PSOE mostró abiertamente su predisposición a ir a un debate de investidura si el jefe del Estado se lo pide. Se mostró convencido de poder lograr un acuerdo e insistió en que lo buscará “a izquierda y a derecha”.

Podemos decir que esta vez Sánchez ha estado muy hábil y ha ganado el partido por dos a cero, lo que no sabemos es que si en el partido de vuelta seguirá siendo el entrenador o como le ocurrió a Mouriño le cesan.

Para los españoles que hemos sufrido los recortes del gobierno de Rajoy, la sola insinuación de un PSOE absteniéndose para que Rajoy sigua gobernando nos resulta inconcebible, aparte de convertirse en la muerte política de un partido que lleva mas de ciento treinta años de historia.



No hay comentarios: