martes, 26 de enero de 2016

LOS PUESTOS DE PODEMOS EN EL CONGRESO.


Hoy se han repartido los lugares que ocuparan los partidos en el Congreso de Diputados y aunque Podemos tenga ciertas cosas con las que no comulgamos, no dejamos de comprender la calentura que tienen sus diputados por la ubicación en la que los han colocado los miembros de la mesa del Congreso.

Los diputados de Podemos se sentarán en el 'gallinero' del Congreso, la parte alta del hemiciclo, y no en la zona central y en primera fila justo detrás del Gobierno como aspiraban, espacio que ocuparán Ciudadanos y el PNV, según ha acordado este martes la Mesa de la Cámara con los votos del PP, Ciudadanos y el de la vicepresidenta segunda, la socialista, Micaela Navarro. La situación de Podemos en la Cámara ha suscitado una "fuerte" y "consistente" discrepancia en la Mesa.

No sabemos cuál ha sido el criterio para tomar esta determinación que hasta el presidente del Congreso, Patxi López, ha mostrado su desacuerdo al igual que los dos vocales de Podemos, que han votado en contra. La situación de Podemos en la Cámara ha suscitado discrepancias en la Mesa del Congreso. El presidente del Congreso, Patxi López, ha explicado que él mismo se ha mostrado contrario a que se decidiera ya esa distribución de escaños que marcará la situación del escaño de Pablo Iglesias y de los otros 64 diputados de Podemos y sus tres "confluencias".

Podemos estará sentado detrás del PNV, DiL y Ciudadanos y después formará una cuña por la parte alta del hemiciclo por detrás del PSOE, que seguirá ocupando la mayor parte de la zona izquierda del salón del plenos. A la derecha de la Presidencia del Congreso seguirá sentado el PP, mientras que ERC en principio ocuparía una cuña de nueve escaños en el extremo izquierdo del hemiciclo, por encima del PSOE. Patxi López ha explicado que ese reparto ha sido diseñado por la vicepresidenta primera, la 'popular' Celia Villalobos, función que ya había hecho en la anterior legislatura, y que, a su juicio, es "francamente mejorable.

Mira que dejar a la malagueña Celia Villalobos hacer esa distribución, cuando a ella nombrarle Podemos es como romperle la Tablet en el momento que juega plácidamente en sus horas de trabajo.

Si queremos que Podemos se integre en las normas del Congreso como otro partido cualquiera, también se le debe conceder lo que se han ganado en las urnas. Lo que no puede ser es que Ciudadanos sea colocado en el centro de la cámara con 40 diputados y al que tiene 69 lo envíen al llamado gallinero donde para ver al orador ha de utilizar unos prismáticos.

Aunque Podemos piensa recurrir este atropello, creemos que el resto de los partidos tiene que tender a la convivencia y no al enfrentamiento diario por cuestiones que se podían haber evitado con un poco de buena voluntad.





























No hay comentarios: