sábado, 30 de enero de 2016

LA INFORMALIDAD DE MUNDIPLAN.



Para muchos jubilados, la única posibilidad de viajar fuera de su entorno era por medio de los viajes de Imserso y la agencia de viajes Mundosenior, pero la celebración de un concurso consiguió que entrara a formar parte otra empresa a la que se le asignó el viaje a las islas, tanto las Canarias como las Baleares.

Pues bien, Canarias se ha convertido en un destino casi inalcanzable... para los que peinan canas y han llegado a la edad de oro: los jubilados del Imserso. Son las últimas víctimas de la batalla de intereses entre Mundiplan y Mundosenior por el control de estos viajes subvencionados, que no gratis para el bolsillo de los pensionistas. Y es que, tras la tempestad, llegan las consecuencias: los usuarios que habían marcado las islas españolas del Atlántico como destino se están viendo obligados a cambiar de planes o a quedarse en tierra.

El Imserso ha pedido aclaraciones a Mundiplan por las cancelaciones de varios turnos a Canarias este mes de enero sin haberlo comunicado previamente, y le ha exigido que cumpla el contrato "en sus estrictos términos a fin de que se realicen todos los viajes programados".

El principal motivo de indignación entre el colectivo es que para reservar sus viajes están obligados a pagarlos con 45 días de antelación. Y si ellos abonan religiosamente, ¿por qué Mundiplan no cumple?

Hasta esta nueva temporada, los desplazamientos del Imserso tanto de costas como de interior eran monopolio de Mundosenior -UTE formada por Halcón Viajes (Globalia-Air Europa) y Viajes Barceló-, pero desde este año comparte gestión con la rival Mundiplan -UTE integrada por Iberia, Alsa, Gowaii y IAG7 Viajes-, que ha conseguido la adjudicación de los viajes de las islas, el más codiciado por concentrar la mayoría de los vuelos.

Desde Mundiplan reconocen estas incidencias, aunque aseguran que "no es un problema grave" y que sólo afecta a Canarias y no a Baleares. Al argumento del retraso en la programación de los viajes, la UTE que lidera Iberia suma un motivo más: ante la demora en la adjudicación definitiva de estos desplazamientos, los hoteleros sacaron a la venta las plazas inicialmente reservadas por Mundiplan pero que nunca pagaron.

Admiten que "es verdad" que, en ocasiones y como critican algunos usuarios, se les está avisando con poco tiempo de la cancelación de los viajes, pero "porque se buscan soluciones hasta última hora". Los clientes insatisfechos pueden reclamar la devolución del dinero, aunque supone todo un "peregrinaje”.

Pero la poca formalidad de Mundiplan ha perjudicado a todos los hoteleros de estas islas y a la economía de bares y restaurantes que esperan estas fechas para ganar un poco de dinero fuera de la temporada turística. Una vergüenza que ocurran estas cosas y que se les tome el pelo a los mayores, muchos de los cuales posiblemente no tendrán la suerte de volver a coger un avión porque la edad no perdona.

 

 

No hay comentarios: