miércoles, 6 de enero de 2016

LA " CHIBICHANGA " DE ADÁN.


Hemos escuchado muchas “burradas” en nuestra vida, pero quizás cada día leemos cada disparate que nos dejan con la boca abierta.

Hoy leemos un ensayo publicado por el investigador Ziony Zevit, que sostiene que Eva proviene del ‘hueso’ del miembro viril de su pareja en el paraíso. ¿Hueso? Pero si el pene humano no tiene nada óseo. ¿No es cierto que cada vez estamos más locos?

Esta teoría esta explicada en el libro “Lo que realmente pasó en el jardín del Edén” del profesor Zevit, de la American Jewish University, en Maryland, EE UU

Este investigador cree que la palabra hebrea tsela, que aparece varias veces en el Génesis del Antiguo Testamento, no se debe traducir como costilla, sino que más bien es una expresión que hace referencia a “los miembros que salen del cuerpo humano en posición erecta“. Y en el varón solo hay uno, a no ser que seas una especie de Goku y tengas cola.

“Como hombres y mujeres tienen la misma cantidad de costillas (de donde, en teoría, proviene Eva), así es como los antiguos israelitas intentaron explicar la singularidad del pene humano” (uno de los pocos mamíferos que no tiene un báculo (hueso peneano), explica Zevit. Ahora, esto aún más liado. ¿De dónde viene Eva? Del miembro, de un dedo, de una costilla… Quizá no mordió una manzana y fue una pera. Esto es un sin vivir.

Con esa teoría, este hombre de ciencias no creo que llegue a investigar mucho más o al menos que se le pague para ello. ¿Ustedes se figuran como sería ese pene de Adán para que Dios le quitara un trozo – supongo que por lo menos la mitad - para sacar de ella a la primera mujer?

Y no digamos nada de lo que se escribiría nuevamente en las Biblias y libros que explicarán la Creación:” Y Dios cogió “la chibichanga” de Adán, le dio un corte transversal muy cerca del glande y coció con gran destreza el corte para que no existiera ni hemorragia ni infección. Una vez acabado el trabajo con Adán utilizó el trozo de “chibichanga” y con gran destreza como si fuera barro fue esculpiendo una figura de mujer a imagen y semejanza de Adán pero sin “ chibichanga “. Tras ese arduo trabajo consiguió crear a la primera mujer a la que llamó Eva”.

Seguramente nuestra juventud entenderían mucho mejor la creación de la mujer aunque no entenderían lo del “ hueso “ en el pene. Ya le gustaría a la humanidad que el pene del hombre tuviera hueso. ¿Ustedes se figuran ese miembro erecto? No quiero ver esa situación ni en un perro.

 

 

No hay comentarios: