viernes, 29 de enero de 2016

GUERRA POLITICA EN EL PSOE.


Mañana se reúne el Comité Federal de PSOE con un papelón por resolver muy grande. Por una parte, el mismo Comité autorizó a Pedro Sánchez para que negociara con Podemos con la única prohibición de no traspasar las líneas rojas del independentismo. Pero durante esta semana han salido públicamente voces como las de Felipe González que están en la línea de que su partido se abstenga y deje gobernar al partido de la corrupción como es el PP. Por otra parte aparecen los miembros de la Vieja Guardia compuesta por Leguina, Corcuera y veinticuatro más que pretenden que Sánchez se pliegue a los deseos del PP y de su líder Mariano Rajoy sin ningún tipo de resistencia. En una palabra que deje de defender la plaza y deje entrar al enemigo para que los siga convirtiendo en esclavos.

No sabemos qué tipo de solución tomará Sánchez antes de enfrentarse a ese Comité Federal, pero nos tememos que si ganan los que piensan como Felipe González y los que se reunieron a cenar , lo más seguro es que pidan la cabeza de Pedro Sánchez y su equipo.

¿Qué ocurriría si destituyen a Sánchez? Creemos que si eso ocurre porque siguen deseando que sea Rajoy el que siga gobernando, el PSOE se suicidará políticamente. ¿Cómo pueden explicar a sus afiliados y simpatizantes que sus votos han servido para apoyar al PP?

La situación es complicada y pensamos que si Pedro Sánchez fuera listo – como estamos seguros que es – antes que el Comité lo cesara, él pidiera su dimisión dejando en el seno del PSOE un problema muy grande.

Para saber con qué se puede encontrar, ha iniciado reuniones bilaterales que ha llevado a cabo con los dirigentes territoriales en la sede de Ferraz desde el pasado lunes y que son preparatorias del Comité Federal convocado este sábado que se antoja determinante para ver qué margen de negociación se da para intentar conformar una mayoría. Sánchez comparte con el conjunto del partido hacia dónde hay que ir Sánchez tiene previsto entrevistarse durante la jornada de este viernes con el líder del PSC, Miquel Iceta, con los presidentes de Asturias, Javier Fernández, y de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y con la secretaria general del PSE, Idoia Mendia. Por la tarde, está previsto que cierre la ronda con Susana Díaz, según han informado fuentes de Ferraz.

Y en la reunión con la Sultana Andaluza es donde está la solución a sus problemas. Si la Sra. Susana Díaz le apoya, Sánchez llegará a un buen acuerdo con Podemos y otras fuerzas para instalarse en La Moncloa, pero si la Sra. Díaz no estuviera conforme con su gestión, Sánchez estará muerto políticamente.

Veremos lo que pasa a partir de ahora, pero tanto la Vieja Guardia, como los que puedan considerárseles progresistas, deben pensar en sus votantes y no en sus odios escondidos que solamente logran la pérdida de votos y de confianza de los españoles.





No hay comentarios: