martes, 12 de enero de 2016

DOÑA ESPERANZA VUELVE.


Hacía mucho tiempo que no escuchaba la palabra “descristianizar”. Hace unos años era muy normal ver como en la misa de los domingos el párroco de turno desde el púlpito nos llenaba los oídos de esa palabra cuando mezclaba religión y política tratando de adoctrinarnos en la religión cristiana.

Para los curas de esa época lo normal era que se pidiera en las calles para “cristianizar” a los chinos, los moros o los infieles, pero nunca explicaban quiénes eran esos infieles.

Pues bien, hoy, Esperanza Aguirre, ha acusado al Gobierno municipal encabezado por Manuela Carmena de querer "adoctrinar y descristianizar" en lugar de ocuparse de asuntos como la limpieza y la circulación viaria.

"Parece que se están dedicando a otras cosas, a cuestiones que sirvan para imponer su ideología, adoctrinar o cambiar las tradiciones", ha señalado la lideresa.

Y como era de esperar se refirió a la cabalgata de los Reyes Magos de Madrid, en la que, a su juicio, se "discriminó" a 800 niños del colegio de Arenales de Carabanchel al no permitir la participación del centro por segregar a los alumnos en función del sexo.

"Es indignante e ilegal", ha dicho la portavoz del PP, que ha recordado que el Tribunal Supremo dictaminó en una sentencia que la educación diferenciada es "tan legítima como la coeducación".

Ha sostenido que la cabalgata es "una más de las vías que utiliza el equipo de Gobierno municipal con la alcaldesa al frente para descristianizar, para quitar tradiciones cristianas".

Sobre los trajes que los Reyes Magos lucieron en la cabalgata del centro de la capital, ha dicho que un concejal del PP los definió como cortinas de ducha y, en su opinión, "no están mal calificados, con perdón de los diseñadores".

Aguirre también ha criticado el cambio del callejero que, en su opinión, "dista mucho de ser el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica".

"Es una politización de una institución muy seria como es la Policía Municipal", ha advertido tras recordar que el director general de este cuerpo, Andrés de Serrano, "es de Podemos".

Como pueden ver la Sra. Aguirre sigue enredando en el Ayuntamiento de Madrid y aprovecha cualquier situación para poner su grano de “ picón “ y poner a los madrileños en contra de su alcaldesa.

De todas estas afirmaciones que denotan su rasquera por no haber llegado al cargo, una de ellas no podemos dejarla pasar por alto y es la del cambio de nombres de calles y plazas. Pensamos que era una vergüenza que todavía existieran calles con los nombres de personajes fascistas que implantaron una dictadura eliminándole al pueblo su libertad casi 40 años. Entendemos que ella no admita la situación porque considere que es una revancha, pero ya es hora de desaparecer de la geografía española los nombres de estos funestos personajes. Si la Sra. Aguirre cree que no está bien lo sentimos por ella y sus posibles añoranzas.

En cuanto a la Cabalgata de Reyes, a mí tampoco me gustó, pero por eso no voy a decir que perdió el sentido cristiano que la Sra. Aguirre defiende bajo el asesoramiento de la Iglesia y la Conferencia Episcopal.

El pueblo es soberano y es el único que debe tomar decisiones cuando se encuentre frente a las urnas. Mientras tanto, la Sra. Aguirre es una concejal más del Ayuntamiento madrileño y como representante de la oposición debe hacer su trabajo pensando siempre en el bienestar de los madrileños y no el de ella y su partido.







No hay comentarios: