viernes, 1 de enero de 2016

ATROCIDADES EN EL SIGLO XXI.




Que países como Arabia Saudí no conocen lo que es la democracia y menos los que son los derechos de la mujer no nos cabe la menor duda. En un país donde la mujer tenga la profesión que tenga y para ir a su trabajo tenga que ser acompañada por un varón y preferentemente que sea su esposo, que no puede coger un coche y conducirlo porque sola no puede hacerlo, donde impera la Ley de Talión que emana de la aplicación de una leyes que penan duramente a las mujeres aunque no sean culpables. Unas leyes que tiene que hacer uso los tribunales y de donde emanan atrocidades como la que le ha ocurrido a una mujer saudí de 19 años que fue violada por siete hombres por hablar sobre delincuencia e indecencia en los medios de comunicación, es algo inaudito. 

La víctima, musulmana de origen chií –una minoría en Arabia Saudí–, se encontraba en el coche de un compañero de estudios cuando dos hombres entraron en el vehículo y la condujeron hasta una zona aislada donde la esperaba otro grupo. Al final fueron siete personas las que la violaron.

De acuerdo a la ley saudí, los "hombres de la familia" han de acompañar en todo momento a la mujer en los lugares públicos. Los tribunales del país árabe interpretaron que la víctima rompió la norma y por ello fue condenada de forma inicial a un castigo de 90 latigazos, pero luego más tarde cambiaron la pena y decidieron endurecerla severamente, pasando a seis meses de cárcel y de 90 a 200 latigazos. Según los tribunales, el motivo se encuentra en que la víctima relató en medios de comunicación la violación sufrida. Además, se le ha prohibido a su abogado ejercer como tal, por lo que la víctima tendrá más difícil si cabe la defensa de sus intereses

Aunque el veredicto ha sido criticado por numerosas activistas y organizaciones de los derechos humanos de todo el mundo, es un referente Humans Rights Watch que condenó la sentencia argumentando que "ofrece impunidad a los delincuentes de violencia sexual".

Mientras existan este tipo de países en el mundo sumidos en la Edad Media, aunque tengan pozos de petróleo, grandes coches excelentes yates y cuentas corrientes en Suiza seguiremos viendo en los medios de comunicación casos tan lamentables.

Ya es hora que este tipo de países lleguen a la Edad Contemporánea y que los que aplican sus leyes encuentren la suficiente fuerza para cambiar un Código Penal que denigra a la mujer considerándolas animales en lugar de seres humanos. Una manera de acabar con estos bárbaros es no adquiriendo su petróleo y dejándolos por lo menos un año con miles de barriles almacenados y sin ingresos en sus arcas.





No hay comentarios: