lunes, 4 de enero de 2016

ADIÓS A SERAFÍN.


Hoy voy a escribir sobre una persona que conocí hace veinte años cuando yo ejercía la docencia y además ejercía de cuidador de la guagua que conducía a nuestro Centro Educativo a los niños y niñas de la zona de Escaleritas.

La primera vez que nos conocimos me pareció una persona con gran temperamento pero muy complaciente con los alumnos díscolos cuando no llevaba acompañante y que tomaban la guagua como una zona de juegos.

Serafín era su nombre, alto, fuerte y con gran conversación sobre cualquier tema que se pudiera hablar durante el trayecto hasta la llegada al Colegio.

Había estado muchos años en el ejército y como suele ocurrir llegó a estas islas, se enamoró de una canaria y aquí en esta ciudad construyó una familia.

Muchos se preguntarán, que por qué les cuento esta historia, pues sencillamente porque Serafín en estos instantes debe estar muy lejos de nosotros donde no existe el regreso y donde más tarde o más temprano todos nosotros seguiremos el camino.

El domingo día 3 leíamos con gran pesar un suceso ocurrido en el sur de nuestra isla con una guagua de transporte discrecional que salió del aeropuerto de Gando con destino a la localidad de Mogán con treinta y cuatro turistas. Al llegar a la localidad de Juan Grande el chófer se sintió indispuesto, arrimó la guagua al arcén y salvó la vida de los pasajeros ya que el chófer había sufrido un infarto. Ni la rehabilitación que le hizo uno de los turistas que era médico, ni los sanitarios de una ambulancia que se desplazó al lugar pudieron salvarle la vida. Ese chófer que se portó tan valientemente no era otro que Serafín, aquel con el compartí muchas horas charlando de todo y de nuestras vidas.

Desde este modesto blog quiero homenajear a mi amigo Serafín y desear a su esposa y sus hijos mis condolencias.

Desde donde se encuentre, allá en el infinito debe estar orgulloso de haber sido todo un caballero y terminar su vida tratando de mantener  otras en este mundo. Descanse en Paz el amigo Serafín.-





No hay comentarios: