domingo, 27 de diciembre de 2015

PEDRO SÁNCHEZ Y SUS BARONES.


Esta tarde el PSOE tiene una reunión de sus barones que puede cambiar las ideas de su Secretario General Pedro Sánchez respecto al papel que debe representar en el momento que Rajoy no pueda formar gobierno.

La reunión de hoy es informar hasta que mañana se enfrente a un Comité Federal que es el que dictará las normas de pactos si fuera necesario realizarlos.

El problema de Pedro Sánchez es muy complicado, por una parte algunos barones ya se han decantado por no estar conformes con una alianza con Podemos por llevar estos en su programa la convocatoria de un Referéndum en Cataluña.

Otro problema que se le presenta a Sánchez es el haber obtenido solo 90 diputados batiendo el record de los peores resultados obtenidos por el PSOE en toda su historia.

Sánchez se reúne con los líderes del partido a nivel regional para tratar de calmar los ánimos de los más beligerantes y llegar a un pacto que permita llevar una posición común al Comité Federal y no dar imagen de desunión. No asistirá, el presidente de la Generalitat Valenciana y secretario general del PSPV, Ximo Puig, no tiene previsto acudir. Según fuentes cercanas al president, su ausencia se debe a su apretada agenda institucional para el lunes, que fue fijada antes que la convocatoria de la reunión de Sánchez.

Sánchez, para intentar apaciguar el frente interno, ratificó que para él también existe la línea roja de la consulta en Cataluña, y que ahí no cedería jamás. Su propósito es, pues, "unir al PSOE en un pacto de izquierdas que respete la integridad territorial de España".

Las cosas no pintan bien en el PSOE si ahora cuando tienen que estar unidos aparecen fisuras que serán muy difíciles de reparar. Mañana se pueden dar dos soluciones: Que Sánchez consiga la unión de sus barones y le den carta blanca para que se una a Podemos y otros partidos para asaltar el poder o que los dirigentes regionales vean que el PSOE debe mantenerse en la oposición y así cumplir con el mandato de sus votantes aunque se tengan que repetir las elecciones.

Creemos que de una forma o de otra, la figura de Pedro Sánchez ha quedado un poco dañada con esos enfrentamientos dialecticos que dan la impresión de que existe malestar entre las filas de su partido.

 

 

 

 

 

 

No hay comentarios: