viernes, 25 de diciembre de 2015

LOS DISCURSOS DEL REY Y COSPEDAL.




Anoche escuchamos con atención las palabras de nuestro monarca y aunque sabemos que el Gobierno interviene de alguna manera en la confección de este discurso, no obstante, reconozco que en muchas de las palabras y consejos que nos daba a todos los españoles estábamos de acuerdo, pero mi sorpresa ha sido mayúscula cuando hoy por la mañana hemos visto a la Sra. de Cospedal dar un discurso a los periodistas que casi llega a tener más minutos que el del Rey y casi calcado al mismo.

Empezó la Sra. Cospedal I de La Mancha valorando la intervención de Felipe VI, ha pedido al PSOE, sin la participación, aún sea absteniéndose, parece completamente imposible que el PP saque adelante un gobierno, que demuestre “altura de miras” y “estar a la altura de las circunstancias”. Era su forma de leer el consenso que pedía el rey en un discurso que, en su tono habitual, Cospedal ha calificado de “histórico y esencial”, ya que reafirma “la unidad, el consenso y la estabilidad como los pilares básicos de nuestra democracia”.

Se ha arrogado las palabras del rey y ha dicho que en el PP “hoy más que nunca vamos a trabajar por la estabilidad del país y por un futuro próspero para todos los españoles”.

Nos parece de un oportunismo sin límites las palabras y la homilía de la Sra. de Cospedal en una mañana navideña donde la mayoría de los españoles descansaban de una larga noche y que al despertar se encuentran con otro lío político más no solo por las palabras de la Sra. de Cospedal, sino también de las del Rey Felipe VI.

Los que más duramente han criticado el discurso del Rey han sido los diferentes dirigentes de los partidos catalanes empezando por el ex presidente Mas que ha dicho: Le gustaría "notar más sensibilidad hacia los derechos de los catalanes", que estos defienden "tozudamente en cada una de las elecciones”. Además ha señalado respecto al mensaje navideño de Felipe VI: "Estoy de acuerdo con la apelación al diálogo, al pacto y a la concordia, pero no estoy de acuerdo con la visión de que la voluntad de unos pocos pretenda imponerse a la decisión de muchos".

"Se trata de respetar los derechos fundamentales de Catalunya. No tenemos fuerza para imponernos, pero tenemos fuerza para hacernos respetar. No puede ser que la mayoría utilice sus fuerzas para ahogar los anhelos de la minoría".

"El problema es que España no reconoce la realidad plurinacional" y que "el espíritu de concordia del que habla el Rey se debería utilizar en favor de esto, de defender los derechos democráticos y nacionales de los catalanes". "Apelamos a ese espíritu de diálogo para ser escuchados y poder llegar a acuerdos", ha recalcado por último el presidente de la Generalitat en funciones.

Por otra parte el cabeza de lista de ERC en las elecciones generales, Gabriel Rufián, y diputado electo ha dicho este viernes que es "indecente" que el rey Felipe VI dé "lecciones de democracia" y ha pedido que "hay que hacer una república donde los únicos reyes que reconozcamos sean nuestros hijos".

"Ayer se produjo una imagen indecente del rey dando lecciones de democracia en el salón de un palacio más grande que la mayoría de las casas de las personas que dice representar".

El coordinador general de CDC, Josep Rull, ha afirmado que el mensaje de Navidad del rey tuvo "un guión decepcionante", al apelar "únicamente a la unidad de España".

Antonio Hernando, el portavoz del PSOE, ha respondido indirectamente a Cospedal, asegurando que su partido mostrará su “altura de miras” reiterando el próximo lunes en el Consejo Federal que va a tener lugar en Ferraz el “no a Mariano Rajoy”.

Ha calificado “el discurso de Felipe VI como adecuando y oportuno”, porque subraya “lo que nos une, nuestra historia en común de convivencia, de pluralidad y de diversidad”, ha advertido también que su partido se opondrá a las propuestas de “quienes pretenden la división de España o la autodeterminación de un territorio”. Lo que parecía una poco velada alusión a Podemos.

Por parte de Podemos, Pablo Iglesias ha valorado doblemente el discurso. Por el lado positivo ha apuntado estar de acuerdo con Felipe VI en su visión de que “España es diversa y plural”. Pero también se ha quejado, de que en la alocución del monarca hubiera huecos: “lo que me faltó fueron alusiones al paro, a la desigualdad, a un país con su gente y sin corrupción”. No se ha podido contener a bromear, por cierto, con la corbata elegida por el rey: “bonita corbata” ha dicho… Era de color morado, como el de su partido.

Esta será la lucha durante los próximos días o meses entre el PP que quiere a toda costa obtener los trece escaños que les faltan para tener mayoría absoluta con la ayuda de Ciudadanos y el resto de la izquierda que quiere verlo fuera de la política y muy lejos del poder en este país.

No hay comentarios: