martes, 22 de diciembre de 2015

ADIÓS A LOS NOMBRES FRANQUISTAS.


Desde hace muchos años venimos diciendo que en España no se cumple la Ley de la Memoria Histórica y así es y seguirá siendo. No obstante hemos de felicitar al Partido Socialista por presentar la propuesta, al Ayuntamiento de Madrid regido por la alcaldesa Manuela Carmene, a los partidos Ahora Madrid y Ciudadanos con el voto en contra – como era de esperar – del Partido Popular, por haber conseguido aprobar el cambio de nombre lugares y calles de personajes franquistas antes del verano.

La concejal de Cultura, Celia Mayer (Ahora Madrid), ha explicado esta mañana en el pleno municipal: "Cuando el PSOE nos propuso la creación de una comisión para el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica [aprobada en 2007 por el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero], pensamos que era una oportunidad única para la elaboración de un plan integral de memoria, porque pensamos que el resto que abordamos va mucho más allá que el estricto cumplimiento de la ley. No nos referimos a una memoria única ni a un decreto institucional de la Historia sino a todo lo contrario, a la creación de marcos que permitan la construcción de una memoria colectiva, garantizando el derecho de los ciudadanos a ejercer su derecho a la memoria desde la pluralidad y la complejidad de la historia".

En su opinión, "son evidentes los déficits" en el callejero, con "las mujeres, que son absolutamente invisibles en el callejero; profesiones, oficios y labores que han construido la riqueza de la ciudad y no se encuentran ni tan siquiera reconocidos; personas, madrileños y madrileñas de a pie de calle, que han contribuido a construir esta ciudad; y, sobre todo, luchas colectivas y vecinales que han luchado por los servicios públicos y no se encuentran reconocidos en estos elementos".

Los "vestigios que van a ser retirados" son, según ha señalado Mayer, la lápida a José García Vara en el número cuatro de la calle de Arrieta; el monolito al alférez provisional en el barrio de los Jerónimos; la lápida a los caídos en Chamartín de la Rosa en la plaza de Duque de Pastrana; el monumento a los Mártires de la Sacramental del cementerio de San Isidro; y la placa a los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo en el distrito de Barajas.

Además, se retirará el nombre de las siguientes calles en el plazo de seis meses: calle de la Batalla de Belchite (en el distrito de Arganzuela); la plaza de los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo (Barajas); el paseo de Muñoz Grandes (Carabanchel); la calle del General García de la Herrán (Carabanchel); la plaza de Juan Pujol (Centro); la plaza de Arriba España (Chamartín); la calle de Caídos de la División Azul (Chamartín); la calle del General Asensio Cabanillas (Chamberí); la calle del General Kirkpatrick (Ciudad Lineal); la plaza del Caudillo (Fuencarral-El Pardo); la calle del Primero de Octubre (Fuencarral-El Pardo); la calle del Capitán Cortés (Hortaleza); la calle de Estanislao Gómez (Hortaleza); la avenida del General Fanjul (Latina); la calle del General Millán Astray (Latina); la avenida del Arco de la Victoria (Moncloa-Aravaca); el paseo del General Sagardía Ramos (Moncloa-Aravaca); la calle del Crucero Baleares (Puente de Vallecas); la calle de Francisco Iglesias (Puente de Vallecas); la calle del Comandante Zorita (Tetuán); la calle del General Ordaz (Tetuán); la calle de los Hermanos García Noblejas (San Blas-Canillejas); la calle de Eduardo Aunós (Salamanca); el pasaje del General Mola (Salamanca); la calle del General Varela (Tetuán); la calle del General Yagüe (Tetuán); la plaza de Fernández Ladreda (Usera); la calle del General Moscardó (Tetuán); y la calle del General Saliquet (Latina).

Nos figuramos como debe de estar la ultraderecha y los partidos que la siguen sustentando al ver que sus “ héroes” han desaparecido de la historia de la capital de España. Muchos estarán pensando que sus “ídolos” merecían que no se tocaran sus nombres de la nomenclatura de Madrid porque al hacerlo, poco menos que el Ayuntamiento de Madrid y sus componentes – excepto el PP – han caído en pecado mortal.

Lo que ha aprobado el Ayuntamiento de Madrid debe servir de ejemplo en estas islas donde no solo deben desaparecer de sus calles y plazas nombres franquistas, sino también los de aquellos que durante la conquista de estas islas fueron unos esclavistas y genocidas con un pueblo indefenso.

 

No hay comentarios: