martes, 17 de noviembre de 2015

¿UN EDIL QUE DEBE IRSE?



Lo ocurrido en París ha sido una atrocidad y desde el primer momento la hemos condenado, pero no podemos llevarnos por el dolor y el rencor para considerar a todos los musulmanes unos asesinos, ni meter a los refugiados de la guerra de Siria en el mismo saco que los asesinos de ISIS.

Parece que muchos personajes de nuestra política no han querido entender que los refugiado son aquellos que huyen de sus países porque están en guerra o porque se les busca por motivos ideológicos y políticos. Desde hace algunos días, muchos europeos quieren encontrar en esos pobres refugiados a asesinos de ISIS que se quieren instalar en Europa para desestabilizar a los países. No podremos poner las manos en el fuego por todos los refugiados, pero lo que no podemos pensar que se trata de un equipo de asesinos que vienen con sus familias después de caminar miles de kilómetros en condiciones infames con el único objetivo de atentar contra los que les abren sus manos y les acogen en sus territorios.

Pensar así sería demencial porque denotaría una falta de razonamiento impropia de un ser medianamente formado. Pero si esa teoría la hace suya un concejal de un ayuntamiento, entonces el tema lo consideramos grave.

Martín Noriega Campillo es concejal del Partido Popular en Peñamellera Baja, un municipio asturiano de 1.300 habitantes. Y el día siguiente a los atentados de París, publicó en su muro de Facebook este comentario:

“Qué hijos de puta!! Y todavía tendremos que acogerlos y respetarlos pa que no digan que Europa no es solidaria y cosas de esas.. Un Puto tiro en la cabeza y fuera!!! Son todos iguales tarde o temprano la lían”.

 Los concejales tienen que tener mucho cuidado con lo que dicen en las redes sociales porque los refugiados tratan de llegar a Europa huyendo precisamente de los mismos que han cometido los atentados en París . Pero lo que no entendemos es que este concejal siga siéndolo y que su partido no lo haya mandado a su casa o a un seminario de buenas costumbres, de solidaridad y de amor al prójimo.

Y no olvidemos que ya no estamos en el Oeste, ni en la época de la dictadura  y que los tiros en la cabeza ya no están en uso nada más que en los asesinos y el Sr. Noriega se pone en el mismo lugar que aquellos que hicieron la masacre en Paris porque ellos si llevaron a cabo lo que él ha expresado, lo malo que lo hicieron contra los que ellos denominan “cruzados “ y este edil lo haría con los pobres refugiados.





No hay comentarios: