martes, 17 de noviembre de 2015

EL LICENCIADO MILLARES Y SU CARRETERA.


Hoy, si no se corta esta consulta, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria por medio de la Consejería que lleva Podemos y su edil el Licenciado Millares, intentan cambiar el nombre de la calle Juan Rejón por el de La Carretera.

Parece ser que en los años cuarenta, los isleteros llamaban a esa calle “ La Carretera “ y que luego se le cambió el nombre por el de Juan Rejón.

¿Pero quién fue Juan Rejón? Juan Rejón fue el que creó la Real de Las Palmas en la zona del actual barrio de Vegueta y fue también un genocida y esclavista que mató a muchos guanches y vendió a muchos más en el mercado de esclavos de Sevilla para enriquecerse. Consideramos que es un hombre que no merece que su nombre lo tenga cualquier lugar de nuestras ínsulas. De igual condición es Pedro de Vera el mayor genocida que ha llegado a estas tierras y que hoy le honra con poner su nombre en una calle de esta ciudad.

Si bien es verdad que esos personajes deben abandonar para siempre la nomenclatura callejera de esta ciudad, también pensamos que ponerle el nombre de “ la carretera “ a una de las vías más importantes del Puerto de la Luz es propio de aldeanos o gente que se ha estacionado en el tiempo y aun no se han dado cuenta que el mundo que le rodea es más moderno.

El Concejal Millares parece que solo quiere que se le recuerde por este tipo de cosas tan extravagantes, o tal vez estará buscando que la gente de la Isleta vote a su partido el 20D como premio al capricho de unos cuantos que viven en la inopia.

Lo que nos llama la atención de un tiempo a esta parte es el papel del Sr. Alcalde que no se le nota que existe, que está ahí, que gobierna. Parece que quien lleva el Ayuntamiento son los Sres. de Podemos que intentan llegar a nuestra sociedad con temas como el de la calle Juan Rejón.

Nosotros que pateamos esta ciudad cada día, pediríamos que se preocuparan más de la limpieza, de los jardines, de las aceras que no se renuevan desde hace muchos años – un ejemplo el Barrio de Guanarteme – o de las calles que se parchean y a los dos días vuelven a salir los agujeros.

Esperamos que alguien ponga freno a este tipo de actuaciones que el pueblo no es tonto y sabe que se tiene que poner más empeño en sacar adelante a la ciudad y sus problemas y dejar al margen este tipo de “ tonterías “. Y si tenemos que cambiar las calles de aquellos que fueron nefastos para esta ciudad, que se haga por el Ayuntamiento sin necesidad de urnas y votaciones que conducen a un buen lío si se vota una cosa y el Ayuntamiento decide otra.

Como diría un canarión ante esta situación: ¡! Pónganse a trabajar y déjense de zarandajas, carajo¡¡

No hay comentarios: