martes, 1 de abril de 2014

SEGUIMOS CAUTIVOS 75 AÑOS DESPUÉS.


Hoy hace 75 años de este comunicado que desde Burgos hizo público el gobierno fascista del General Franco:

"En el día de hoy, cautivo y desarmado el Ejército Rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”. El Generalísimo, Franco. Burgos, 1 de abril de 1939.

Así firmó Francisco Franco, luego dictador durante cuatro décadas, el último parte de la guerra civil española. En apenas tres años, el alzamiento militar fascista causó un enfrentamiento bélico desproporcionado, cainita, bañado de sangre. El mismo mes que trajo la Segunda República, abril, terminó el enfrentamiento pero no la crueldad que el destino deparaba para los vencidos. Otra guerra que iba del miedo cotidiano a calles que eran las mismas y no lo eran, al destierro y la necesidad vital de traspasar la frontera.

Pero aunque la guerra en las trincheras desapareciera de los campos de España, empezaba una guerra cruel y malvada en las madrugadas de miles de ciudades y pueblos de España con las llamadas “ Brigadas del Amanecer “ que sacaban de sus casas a aquellos españoles considerados rojos y los asesinaban sin más en cualquier lugar, desapareciendo sus cuerpos y así evitando dejar rastros de sus crímenes.

Lo lamentable de este aniversario es que miles de españoles esperan que el Gobierno del PP lleven a cabo la Ley de la Memoria Histórica que cerrarían muchas heridas y acabaría con las llamadas dos Españas.

Rajoy y su gobierno, sigue sin hacer ningún caso al comunicado de Burgos y sigue con la idea de no conceder a los rojos desaparecidos la más mínima posibilidad de ser enterrados dignamente. Nos preguntamos, si estos dirigentes del partido gobernante en nuestro país que tienen reconocida su religiosidad, se han confesado el gran pecado de su indiferencia y prepotencia con las familias de aquellos que no piensan ni pensaron como ellos. 

Siguen cautivos en sus tumbas y desarmados para siempre aquellos a los que asesinaron por ser rojos, judíos y masones.





No hay comentarios: