martes, 8 de abril de 2014

LEYES, LEYES Y LEYES.


El gaviotar del PP se encuentra alterado por la cantidad de problemas que les está causando sus afiliados, amigos y conocidos que sin encomendarse ni a su Dios ni a su diablo se han soltado el pelo y tratan de encorsetar a los españoles con leyes que nadie las entiende o al decir verdad, nadie entiende quienes han sido las cabezas pensantes que se han atrevido a proponerlas y lo que es peor, que el Presidente Rajoy no solo las admita como buenas, sino que les haga “la ola” a los descerebrados que se proponen conseguirlo. 

En principio, el Sr. Gallardón no ha querido colar una Ley del Aborto que convertirá a España en el país más atrasado en derechos de la mujer de toda Europa. Una Ley que ha ccnseguido que el pueblo salga a la calle en defensa de los derechos de la mujer a decidir, cuando, como y donde desea ser madre o cuando no entra en sus cálculos volver a ser madre porque los problemas la agobian y nadie les ayudan. Pero el Sr. Gallardón en connivencia con la Conferencia Epìscopal, y sus obispos, sorchantes y monaguillos, se ha propuesto ser el “Guerrero del Antifaz” de la cruzada antiabortista y sigue en sus treces de que se apruebe ese panfleto que solamente deja contentos a los curas y la ultraderecha de este país.

Por si fuera poco el lío de Gallardón, llega el ministro del Interior el “ cabreado “ Sr. Fernández Diaz y propone una ley que nos convierte a todos los españoles en hombres silenciosos y dóciles ante los abusos policiales y además concediendo a las empresas de SeGuridad atribuciones propias de los cuerpos de Seguridad del Estado y no de vigilantes mal preparados para esas tareas, entre las que se pretende que puedan detener, pedir la documentación o hacer uso de un poder para el que no han sido preparados en sus academias. Esta Ley del Sr. Fernández que contemplaba multas de miles de euros solamente con enfréntate verbalmente a un policía, se está tratando de consensuar en el Parlamento porque hasta los sindicatos policiales no están en ningún momento contentos con su contenido.

Pero como no hay dos sin tres, aparece de nuevo Gallardón sacando una Ley – la segunda – tratando de poner orden en el trabajo de los jueces de este país. El iluminado ministro se carga de un plumazo a los jueces de instrucción y dónde hasta este momento había uno y si su trabajo era mucho pedía ayuda al Consejo General de Poder Judicial y le asignaban un juez ayudante, ahora el Sr. Gallardón pretende que en lugar de un juez, la instrucción la hagan tres jueces. En una palabra: si antes se tradaban siete años en juzgar a un sinvergüenza que malversara fondos públicos, prevaricara o tuviera una cuenta en Suiza con varios millones, ahora como dice la canción:” Pasarán más de mil años muchos más” hasta que los tres jueces se pongan de acuerdo y se llegue a juzgar al chorizo.

Gallardón, aprovechando que está en un cargo tan importante, ha dicho que si un ministro, un parlamentario autonómico o nacional, los jueces, los defensores del Pueblo y más de 10.000 personas están aforadas en España, que era de justicia que el Principe, su esposa y la Reina también deberían tener el aforamiento.

El tema del aforamiento en España es de “ juzgado de guardia”, existen más de 10.000 personas que por el mero hecho de haber llegado a ostentar un cargo público o político se han convertido en señores con el privilegio de ser juzgados por un alto tribunal, mientras que al pobre desgraciado que no esté aforado lo juzgará un juez y su criterio irá a misa.

¿ Me quieren ustedes decir en que árticulo de la Constitución se habla del aforamiento de la Reina, del Principe o su consorte?¿ Se puede cambiar la Constitución por obra y gracia del Sr. Gallardón y su Corte?¿ Que peligro encuentra el Ministro en estos señores para aforarlos?

Y para acabar, el tema de la Sra. Esperanza Aguirre y su fuga policial, que aunque hayan llenado los medios digitales o escritos de cientos de artículos lamentando el proceder de esta Sra. Ella sigue saliendo a los medios tratando de machistas y mala gente a unos policías que lo único malo que hicieron fue multarla por haber aparcado su coche en un carril Bus para ir al cajero a sacar dinero.El problema no ha sido la infracción ya que esta Sra. aparcó donde le dio la gana, el problema es lo que ha venido después tratando de huir en su coche a pesar de las advertencias policiales, el seguir acelerando el coche y llevándose una moto en su huida y conseguir protagonizar una película de persecución policial hasta su propio garaje. Pero nadie en el PP dice nada. Nadie se atreve a enfrentarse a la Lideresa que siempre ha ido de defensora de la integridad ética y moral y esta vez se ha pasado más de tres pueblos.

Así que tenemos un Ministro que trata de amordazar a los jueces si estos hacen cualquiere manifestación a los medios de comunicación aunque no sean de casos pensientes y sean de temas técnicos. Según la nueva Ley Gallardón, los jueces no deben tener derecho a manifestar ni siquiera a opinar sobre casos que no tengan relación con la justicia. Temeos un Ministro que trata de amordazar a los españoles con una Ley en la que cualquier vigilante te puede registrar hasta los calcetines. Una Sra. que se burla de la policía y que se da a la fuga porque ella es la que es y además es la Presidenta del PP madrileño, y por último, dos señoras, una la Alcaldesa de Madrid la Sra. Ana Botella y la otra la Delegada del Gobierno madrileño que se ponen al lado de la policía municipal del Madrid y aseguran que los españoles somos todos iguales ante la Ley. Que se lo pregunten a Gallardón cuando puso la Ley de tasas y convirtió a los que tienen dinero en los únicos que podían apelar a instancia mayores, mientras que el trabajador que no estuviera conforme con la sentencia de un Juzgado de lo Social, tenía que aceptar lo que le dieran porque solamente en tasas apelando no podría seguir defendiendo sus derechos.

Estos personajes son los que rigen nuestros destinos y se encuentran muy contentos con el trabajo que realizan y que ellos denominan como antaño que “ están sirviendo a España”.



No hay comentarios: