martes, 8 de abril de 2014

LA JUSTICIA UNIVERSAL EN ESPAÑA.


¿Recuerdan ustedes lo que les decía sobre el chino de la esquina de mi casa?¿Recuerdan que el hombre se reía cuando miraba nuestros periódicos y leía que jueces españoles pretendían juzgar a altos personajes chinos que fueron responsables de los problemas con los nepalíes o de los que se enriquecieron en su país con el hambre de su pueblo?

Si, mis queridos amigos, el chino de la esquina de mi casa se reía porque sabía que nunca se cumplirían esa amenazas. España estaba muy comprometida con China para que sus jueces les estropearan sus negocios. Y entonces, el Sr. Gallardón por orden de su Jefe Rajoy eliminó de un plumazo la ley que regulaba la justicia universal dejando a España como un país defensor de dictadores, países que no respetan las leyes y personajes que se escapan de ser juzgados y condenados aunque los delitos sean más claros que las aguas de un manantial.

El juez Fernando Andreu recuerda que la limitación de la normativa de la justicia universal prevé que, en el caso de delitos relacionados con el tráfico de drogas, España será competente para juzgar los casos "en los supuestos previstos en los tratados ratificados" al efecto. En este caso, continúa el magistrado, el Convenio de Viena que rige los casos de narcotráfico restringe las competencias a hechos desarrollados en el territorio nacional o en barcos que enarbolen pabellón sea español. Ninguno de estos dos supuestos se daban en el caso de los ocho detenidos, que se encontraban en aguas internacionales y cuyo barco no tenía bandera.

Otra de las limitaciones es que los detenidos son de origen extranjero y la reforma del PP establece, como requisito, que las personas que cometan el delito sean de origen español. 

"A día de hoy no existe cobertura legal para mantener nuestra jurisdicción a casos como el presente", argumenta el jue, que declara el sobreseimiento de la causa hasta que "no se acredite el cumplimiento de los requisitos" establecidos en la ley que regula la justicia universal.

Fernando Andreu considera en el auto que la reforma de la justicia universal aprobada por el PP en solitario y por la vía de urgencia establece "una serie de requisitos que suponen una muy importante restricción de la competencia de los tribunales españoles".

El barco, que fue interceptado cuando se dirigía a Marruecos como fruto de una actuación de la Dirección de Vigilancia Aduanera, transportaba más de 9.500 kilogramos de hachís valorados en 56 millones de euros. La droga tenía como destino final Europa.

El magistrado pone en libertad a los narcotraficantes al entender que la nueva legislación no contempla que sus delitos puedan ser juzgados en España y ordena la destrucción de la droga incautada.

La Fiscalía consideró que la Audiencia Nacional debía encausar los hechos debido al Convenio de Viena de 1988 que establece la necesaria cooperación entre estados. El auto del juez Andreu puede ser recurrido en el plazo de tres días. 

Ya ven ustedes como van saliendo de las cárceles los narcotraficantes de lujo porque a los chinos no se les podía tocar ni un pelo. Una vergonzosa ley aprobada por el PP en contra del criterio de todos los españoles .Pero bueno, es lo que tenemos y muchos votaron. Pero esperamos que dentro de unos meses al celebrarse las Elecciones, el pueblo español no vote a estos políticos ineptos que no son capaces de respetar ni los tratados de Justicia Universal como los países con repúblicas bananeras muy lejanas de los derechos de las personas.








No hay comentarios: